24 de julio de 2018 11:33 AM
Imprimir

La carne de cerdo fresca mantiene y mejora los factores de riesgo cardiovascular

CompartiremailFacebookTwitterUn estudio de la Universidad de Texas demuestra que el consumo de carne de cerdo fresca mantiene y mejora los factores de riesgo cardiovascular en aquellas personas con sobrepeso u obesidad moderada, por lo que resulta adecuado incorporarla en el marco de una alimentación variada y equilibrada. La Dieta Mediterránea se caracteriza por ser rica en […]

Un estudio de la Universidad de Texas demuestra que el consumo de carne de cerdo fresca mantiene y mejora los factores de riesgo cardiovascular en aquellas personas con sobrepeso u obesidad moderada, por lo que resulta adecuado incorporarla en el marco de una alimentación variada y equilibrada.

La Dieta Mediterránea se caracteriza por ser rica en frutas, vegetales, legumbres y frutos secos, con un adecuado aporte de carnes magras, pescado y aceite de oliva. De hecho, se ha demostrado que los países mediterráneos presentan una menor tasa de enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2.

El objetivo del estudio, realizado por la Universidad de Texas, ha sido evaluar los efectos de la incorporación de carne de cerdo magra fresca dentro de un patrón mediterráneo sobre los factores de riesgo cardiovascular en adultos con sobrepeso u obesidad moderada.

Para conocer los efectos producidos por la dieta se han tenido en cuenta diversos marcadores de riesgo cardiovascular como la presión arterial en ayunas; la concentración lipídica y de lipoproteínas en suero; y los niveles de glucosa e insulina.

En este sentido, los resultados del estudio han demostrado que aquellos participantes que consumieron carne de cerdo fresca se han beneficiado de una mayor reducción de los niveles de colesterol total y colesterol LDL.

Por ello, se ha concluido que adultos con sobrepeso u obesidad moderada pueden mejorar múltiples factores de riesgo cardiovascular adoptando un patrón de alimentación mediterráneo con una adecuada inclusión de carnes frescas, como los cortes magros de la carne de cerdo.

Fuente:

Publicidad