25 de julio de 2018 01:08 AM
Imprimir

Indican que producir más carne es la clave para exportar a Japón

Ulises Forte, presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), señaló a Cadena 3 que aumentar la producción de carne vacuna bajaría el precio en el mercado interno.

El titular del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), Ulises Forte, visitó la unidad satelital de Cadena 3 y sostuvo que “la solución no pasa por vender menos sino por producir más”, lo que bajaría el precio en el mercado interno.

“Cuando nos hicimos cargo del Instituto hace tres años estaríamos en 110 mil toneladas y este año vamos a superar las 450 mil toneladas de exportación. Desde el Gobierno se nos pidió que aumentáramos la producción y lo hemos cumplido, que consigamos nuevos mercados y hemos cumplido”, comparó Forte en diálogo con Viva la Radio.

Apuntó, además: “Están dadas las condiciones, hoy depende más de nosotros que del mundo. Hoy el mundo está demandando carne, China es nuestro principal cliente con el 54% de las exportaciones, Rusia, Israel, Chile”.

Por otra parte, señaló que mientras más aumenten las exportaciones será más barata la carne en el país: “Soy tremendo defensor del mercado interno, los argentinos producimos la mejor carne del mundo y tenemos derecho a consumirla”.

“China se lleva carne volumen: cogote, garrón, y la vaca y el toro cuanto más viejos mejor; Europa se lleva los coretes premium; Israel y Chile los cuartos delanteros; y a los argentinos nos queda de clavo, la costilla, la tapa de matambre, el vacío, la bola de lomo, la nalga y la cuadrada, que es lo que comemos nosotros”, precisó.

De no ser este el escenario, Forte opinó que “el desafío no es vender menos acá, sino aumentar la producción”.

Sobre el término “ternericidio”, que supo acuñar, el dirigente rural indicó: “Hay que aumentar el precio de faena, pero podemos discutir si se hace por decreto o  por incendito, yo soy partidario del incentivo”.

“Cuando hablamos de ternero es un animal que está entrando a la adolescencia y el novillo está saliendo de la adolescencia, o sea que es igual de tierno y más sabroso”, explicó.

En ese sentido, indicó: “En 10 millones de cabezas que se faenen, 40 kilos más por cada una, son 400 mil toneladas más de carne, duplicaríamos la capacidad exportadora sin faenar un animal de más (de ahí la importancia de terminar con el sincericidio)”.

“Lo ideal sería recuperar el 80-20, 80% para el mercado interno y 20% para exportación, pero ahora tenemos el consumo de cerdo y pollo, que hace 10 años era impensado”, consideró.

Entrevista de Viva la Radio

Fuente:

Publicidad