25 de julio de 2018 12:38 PM
Imprimir

Denuncian suba de importaciones de carne de cerdo

En el primer semestre aumentó 14,2% la importación, especialmente desde Brasil. Desde la Asociación de Productores Porcinos advierten sobre el cierre de granjas pequeñas en Argentina

La importación de carne de cerdo aumentó 14,2% en el primer semestre del año y puso en alerta nuevamente a los productores locales, que advirtieron sobre el cierre de granjas pequeñas ante la imposibilidad de competir en igualdad de condiciones con otros países como Brasil, desde donde ingresa la mayor cantidad de carne. Un relevamiento de la Asociación Argentina de Productores Porcinos precisó que en los primeros seis meses de 2018 ingresaron al país 19.490 toneladas de carne de cerdo, duplicando el volumen de compra respecto del año anterior.

En diálogo con el programa El Cuarto Poder, Carlos Ingino, integrante de la comisión directiva de la entidad, reconoció que “el panorama está muy complicado”.

“Es porque gran parte de las importaciones son provenientes de Brasil. Desde allí entran muchos cortes congelados; por ejemplo la bondiola, que equivale al 50% de todo lo que se está vendiendo en Argentina”, explicó.

Ingino no dudó en señalar que esta situación impacta directamente en la producción primaria y la industria argentina, y vaticinó una desaceleración pornunciada del crecimiento de la producción.

“Muchas granjas pequeñas ya están cerrando y con la falta de maíz van a cerrar muchas más”, auguró.

Competencia desleal

El productor porcino contó, además, que en Brasil se utiliza un anabólico prohibido en nuestro país. Eso le otorga a los productores brasileños un 15% más de rentabilidad.

“Esa mercadería está entrando y a nosotros no nos dejan producir con eso, es una competencia desleal”, opinó.

A eso se suma la existencia de grandes empresas en el vecino país, capaces de realizar todo el proceso de producción y faenamiento. En cambio, en Argentina, tiene muchos eslabones lo cual encarece aún más la actividad, sumado a la falta de acceso al crédito.

“Todos esos son obstáculos y diferencias que nos hacen menos competitivos, y con un país que apuesta a la bicicleta financiera se nos hace más complicado todavía”, culminó

Fuente:

Publicidad