26 de julio de 2018 12:31 PM
Imprimir

Bunge: conciliación obligatoria por los despidos en Ramallo

CompartiremailFacebookTwitterTras la decisión de la multinacional Bunge de despedir a unos 60 trabajadores aceiteros de su complejo industrial de Ramallo, además de 35 químicos y la posibilidad de un cierre de la planta, el Ministerio de Trabajo de Buenos Aires dictó la conciliación obligatoria.   Así lo afirmó el portal Infocielo, y agregó que la […]

Tras la decisión de la multinacional Bunge de despedir a unos 60 trabajadores aceiteros de su complejo industrial de Ramallo, además de 35 químicos y la posibilidad de un cierre de la planta, el Ministerio de Trabajo de Buenos Aires dictó la conciliación obligatoria.

 

Así lo afirmó el portal Infocielo, y agregó que la medida tiene efecto por 15 días hábiles, al tiempo que se anunció un nuevo encuentro para destrabar la situación, programado para el 2 de agosto en San Nicolás. Desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso habían adelantado que la agroexportadora despidió “sin causa alguna” y denunciaron el accionar “ilegal” de la empresa que “se excusa de atravesar una crisis que la lleva a tomar tal decisión”. En paralelo, afirman que Bunge no realizó el correspondiente Procedimiento Preventivo de Crisis. “Bunge nos comunicó que iba a despedir 60 aceiteros. Nos avisaron también que iban a cerrar la planta y todo el establecimiento de Ramallo”, afirmó a Reuters Carlos Zamboni, asesor legal de la Federación.

 

Entre las repercusiones, desde el bloque de senadores bonaerenses de Unidad Ciudadana-FpV, Cecilia Comerio presentó un proyecto de declaración para que la Cámara Alta plasme “su más enérgico repudio por la decisión de la empresa”. Además, solicitaron a la gobernadora Vidal que por intermedio de la cartera de Trabajo “tenga a bien adoptar todas las medidas necesarias para la reincorporación de los despedidos y que se garantice la estabilidad laboral del resto de los empleados”. La senadora afirmó que Bunge es una de las empresas más grandes del sector agrícola, y pasó de facturar $ 23.530 millones en 2014 a unos $ 46.033 millones en 2017.

Fuente:

Publicidad