26 de julio de 2018 17:58 PM
Imprimir

Apicultores buscan crear fondo de resiliencia

Uruguay : Por Carlos Rydström En el marco de la crisis más importante de los últimos 20 años que está sufriendo el sector apícola uruguayo, varias organizaciones se han movilizado en las últimas semanas para encontrar soluciones. El pasado viernes 13 de julio, más de 200 apicultores de todo el país se reunieron en la Casa de la Cultura de Paysandú y posteriormente, el martes 17, representantes de la Comisión Honoraria para el Desarrollo Apícola (CHDA) se reunieron con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech

En la reunión del 13, se comunicó sobre el aplazamiento en el pago de microfinanzas un año, es decir que los pagos que vencieron el pasado mayo se corrieron para mayo del próximo año, los intereses se han de cubrir con fondos de la Junta Nacional de la Granja. También se logró otro crédito de 300 pesos por colmena para aquellos que tengan deudas con microfinanzas. En cuanto a la reducción del pago de patentes por tanques, el cual es un sistema complicado para los productores, ya que requieren empresas formales inscriptas en el BPS para acceder a financiación para la compra de los mismos o el pago de las mismas, se propuso transferir la prenda al exportador, de acuerdo a lo que manifestaron fuentes a Tardáguila Agromercados.

En cuanto a la problemática comercial, se propuso el control masivo de agroquímicos para ingresar nuevamente al mercado alemán con importantes volúmenes, en estos efectos, la CDHA quedó en reunirse con la y Mesa Tecnológica de Oleaginosos para mejorar el control sobre las aplicaciones.

Posteriormente el martes 17 se llevó a cabo una reunión entre representantes del sector y el ministro Benech. El técnico apicultor y Presidente del Grupo Apícola Paysandú (GAP), Dardo Cima, estuvo presente en la misma y brindó sus opiniones a Tardáguila Agromercados. El primer punto de la reunión fue solicitarle al MGAP e indirectamente al Ministerio de Industria y Energía (MIEM), la creación de un fondo de “resiliencia” para los productores. Lo que reclaman los apicultores es una base de U$S 10 por colmena para que el productor pueda pagar los costos de mantenimiento en años en los cuales el precio baje circunstancialmente como en este, ya que consideran que “esto es necesario para mantener la unidad productiva que tanto bien le hace a todos los cultivos y a la naturaleza”, expresó Cima.

A su vez, el ministerio se comprometió mejorar las exigencias sobre control de aplicaciones y uso de agroquímicos, para la apicultura y la agricultura puedan coexistir sin problemas, de acuerdo a la fuente presente. También se trataron temas como apertura de mercados y la promoción a “facilitar negocios de polinización como con los arándanos en Salto”, así como la búsqueda de aumentar el consumo interno. Por el momento no hay soluciones para el gran estancamiento de la comercialización de la miel, pero el presidente de la GAP consideró la reunión con Benech como “muy positiva” y “una señal de que se está valorando más a nuestro sector”.

Fuente:

Publicidad