9 de julio de 2010 00:56 AM
Imprimir

Uruguay  –  No se descarta importar carne de Brasil por subas

La Unión de Vendedores de Carne comenzó una serie de consultas con frigoríficos ubicados en Brasil, para la importación de ciertos cortes desde el vecino país.

Esta situación fue determinada ayer tras haberse producido una nueva suba en el precio de la carne, la tercera en un mes.La situación fue calificada de preocupante por los carniceros quienes decidieron contactarse con frigoríficos ubicados en Río Grande del Sur, solicitando precios de carne sin hueso. Si esos precios resultan convenientes, se procederá a realizar una importación según dijo ayer a LA REPUBLICA Hebert Falero, presidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC).De esta manera se repetirá lo que ocurriera hace unos tres años, cuando el gobierno de Tabaré Vázquez, con el Ministerio de Economía a cargo del actual presidente Mujica, autorizaba la importación de carne desde Brasil, como una medida para contener precios, en un momento en que el valor de las materias primas subía de manera importante. En aquella ocasión, llegaron al país unos 10 camiones con contenedores, cada uno con 22 mil kilos de carne sin hueso, operación esta que fue realizada por la UVC. Aquella fue la primer oportunidad en que se efectuaba una importación de este tipo, por lo cual se había realizado una gira por frigoríficos del sur de Brasil. "Ahora los contactos ya están hechos. Ahora es más fácil y si el precio nos conviene vamos a entrar a importar, porque el gobierno lo autoriza" dijo Falero. Acotó que como los frigoríficos tienen derecho a aumentar los precios, porque estamos en una economía de libre mercado, los carniceros o intermediarios también tienen derecho a importar carne. "En aquel momento hicimos con la importación desde Brasil que los precios cayeran 30% en pocos días, vamos a ver que puede suceder ahora" sostuvo. Causas de subaLos motivos de las subas que se han dado en el último mes tiene básicamente dos componentes según señalaron fuentes del sector. Uno de ellos es la suba del dólar. El ganado se comercializa en dólares y al subir la moneda norteamericana es lógico un traslado de precios. Pero a esto se agrega que hay poco ganado preparado lo que también impulsa los precios, ya que los frigoríficos tienen que cumplir con compromisos ya asumidos con el exterior.Esta situación crea cierta tensión en materia de valores.Los aumentos registrados en los últimos 30 días se ubican en un 16% para la media res, lo que se traslada directamente a los precios del consumidor.Uno de los ejemplos más típicos es el del asado, que en 30 días ha subido casi un 20%.Los carniceros temen que las subas continúen y de ahí la solicitud de precios a Brasil. Pero no sólo en el negocio están los carniceros. Una medida similar iniciaron algunos distribuidores de carne, que son los intermediarios entre los frigoríficos y las carnicerías.Estos también podrían efectuar solicitudes de importación al Ministerio de Ganadería.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *