10 de julio de 2010 07:22 AM
Imprimir

Punto de inflexión para los alquileres ganaderos

"Creo que en el corto plazo los precios de los arrendamientos ganaderos se van a mantener o, a lo sumo, podrán bajar en kilos de novillo hasta un 10%, dependiendo de la zona. Esto siempre hablando de la cuenca del Salado."

La frase pertenece a Mariano Maurette, de la firma Alzaga Unzué & Cía. Maurette dijo que este año la nota de color la están dando los arrendamientos ganaderos. Según el especialista, empezaron a surgir varios campos en oferta de alquiler. "Esto no pasaba desde hacía varios años. Se ve que no hay muchos productores con sobrantes de hacienda, y en este rubro puede ocurrir que se produzca una baja en los kilos de novillo por hectárea que se pagan", comentó Maurette, que añadió: "Para suerte de los propietarios, a estos precios del novillo no se verán tan perjudicados económicamente". En este contexto, puso un ejemplo: "En los campos que se pagaban entre 60 y 65 kilos por hectárea hoy se reciben ofertas del orden de los 55 a 57 kilos por hectárea y, a veces, algo menos". Maurette aclaró que no vaticina una baja como tal, pero cree que los precios van a "mostrar un reacomodamiento" y que no hay que descartar una eventual caída. Cambio de tendencia Que aparezcan más campos en alquiler tiene mucho que ver con que no hay hacienda para poblarlos. Esto, a su vez, se debe a que la sequía y los bajos precios por la intervención oficial llevaron a una fuerte liquidación. Marcos Lanusse, consultor, también coincidió con esta situación. "El negocio estuvo muy deprimido. Muchos contratos que en general se hacen por tres años o más al momento de renovarse quedaron libres, ya que los arrendatarios venían de perder bastante plata", opinó. Sobre los valores para este momento, indicó: "Hoy, un campo de 0,5 UG (Unidad Ganadera)/ha en la cuenca del Salado se paga entre 45 y 55 kilos de carne por hectárea y por año. Por 0,75 UG/ha se paga entre 60 y 65 Kg de carne por hectárea y por año, dependiendo de su acceso, mejoras y escalas". Un elemento que aleja a los demandantes de campos alquilados es el alto monto necesario para entrar en el negocio desde cero. Según fuentes del sector, para comparar, para adquirir 800 vacas hace falta reunir $ 1,6 millones, equivalente a una casa de 400.000 dólares.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *