29 de julio de 2018 12:58 PM
Imprimir

Colombia : Ganaderos califican como ‘nefasto’ balance pecuario del Gobierno Santos

Lo único que los dirigentes ganaderos y empresarios señalaron como positivo, fue la apertura de mercados a destinos con los que el país no tiene TLC y lamentaron los pocos esfuerzos por mejorar la admisibilidad sanitaria
Mientras el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural presenta un balance de cifras macroeconómicas del sector postivo, ganaderos de todas las regiones del país califican de nefasto la gestión del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.
Resaltan con suma insistencia como se apagaron los apoyos y los programas de Fedegán al quitarle la administración de la parafiscalidad agropecuaria.
Reiteraron las perturbaciones que surgieron al fomentar la división de la gremialidad que igualmente afectó la institucionalidad. Asimismo, consideraron que la seguridad se disparó, junto con la extorsión y el abigeato.
Durante los ocho años de Gobierno, no se generaron apoyos en los temas de carne y leche. En general los productores se sintieron sin ningún tipo de acompañamiento en esta actividad a lo largo y ancho del territorio colombiano.
Meta
Según Carlos Luque, presidente de la Asociación de Ganaderos de Puerto López, Asogán, quien también lo es de la junta directiva de Fedegán, “fue increíble como politizaron la parafiscalidad, específicamente, la Cuenta de la Carne y la Cuenta de la Leche. Nombraron allí, unos personajes que no tienen ni idea de cómo hacer el Plan Estratégico de la Vacunación. Entonces ¿Qué pasó? Nada. Estamos totalmente acéfalos.
“Los gremios y Fedegán, nunca hemos tenido una comunicación y un resultado de cuentas de la  Cuenta de la Carne y de la Leche. No han emitido un reporte que informe en que se gastaron el dinero de la parafiscalidad”.
No hemos tenido una entrega de cuentas del liquidador del FNG. Cuando es obligatorio debido a que son recursos públicos que provienen de todos los ganaderos de Colombia.
Nos sentimos tranquilos que se haya salvado la empresa Friogan. Pero lo ideal es que el FNG nunca hubiera ido a liquidación y siguiera siendo el máximo accionista de dicha compañía. Fedegán tiene un porcentaje, pero no le han dado oportunidad de participar en las juntas directivas. También desconocieron a los pequeños ganaderos y pequeños inversionistas.
Con respecto al carneo y el abigeato, la honorable Senadora Nohora Tovar, logró la aprobación en el Congreso de la República de la Ley que crea el abigeato como delito penal, pero el Presidente Santos, la objetó.
Si miramos el sector lácteo es peor. Ahora quieren implantar un TLC con Nueva Zelanda y con Australia con el que quedará en desventaja la ganadería de leche de Colombia.
Según Luque, “no tenemos seguridad. ¿Por qué no la tenemos? Porque cuando hicieron el acuerdo de paz, decían que la incidencia eran 800 hombres, el año pasado dijeron que eran 1.500 y ahora se presume que son 4.000.
“Ya están hablando de la reputación de las Farc con los hijos de Manuel Marulanda Vélez -Tiro Fijo-. Contamos con un problema de seguridad serio”.
Al ELN lo han dejado que coja un segundo aire y vuelvan por sus fueros para tratar de acabar con el sector agropecuario del país. Nos atacan es a la gente del campo.
El dirigente resaltó el alto incremento del Impuestos predial (800 %), los altos costos de la energía eléctrica -a mí me llega en $800 mil mensuales- y el mal estado de las vías -en Vichada, los productores no pueden sacar sus productos al mercado-.
Otro asunto que destacó fue el de las tasas de interés. “El sector ganadero debería tener unas tasas de interés preferentes y no es así. Unas tasas de fomento. Un banco ágil, rápido y serio. Que sea el banco agrario del sector agropecuario. No existe. En Colombia el banco más caro se llama el Banco Agrario”.
Sucre
Juan Carlos Romero, representante legal de la Federación de Ganaderos de Sucre, Fegasucre, y a su vez, miembro de la Junta Directiva de Fedegán por dicho departamento, resalto que “el Gobierno le quitó a los ganaderos todo lo que tenían. El gremio no está cumpliendo con su objetivo principal de prestarles un servicio a los ganaderos porque no hay los recursos. El Gobierno fue desfavorable”.
Agregó que, “los ganaderos se sintieron huérfanos. El Gobierno no acompaña a los ganaderos, no da estímulos. Los costos para producir un kilo de carne o de leche se han elevado. Este negocio es difícil y complicado”.
No tenemos garantías de seguridad como si las dio el programa de Seguridad Democrática. Actualmente se han disparado las extorsiones. El abigeo se ha salido de control y está a la orden del día.
Teníamos muchas esperanzas con la Ley que penaliza este delito. Los delincuentes saben que los capturan y no les pasa nada. El Gobierno dice que está trabajando en el tema de seguridad, pero la realidad es contraria. Se perdió la confianza. El panorama es muy oscuro.
Caldas
En igual sentido se refirió Andrés Jaramillo Bernal presidente del Comité Departamental de Ganaderos de Caldas, quien resaltó las promesas incumplidas.
Antioquia
Mario Álvarez, de Agropecuaria La Magnolia de Antioquia, opinó que “el Gobierno manejó la Aftosa de manera positiva en el sentido que solucionó ese tema de manera rápida y no permitió que fuera peor. Es el único aspecto positivo”.
En el campo está la esencia del futuro de Colombia y no sentimos apoyo del Gobierno que culmina. Tampoco tuvimos acompañamiento en este negocio que es tan difícil. Le falta mucho.
Afirmativo que abrió mercados pero no me gusta que se exporte ganado en pie sino con valor agregado. El crédito a corto plazo no es el oportuno y tampoco los costos.
Arauca
A su vez, Erminson Leyton, presidente del Comité Regional de Ganaderos de Tame- Arauca, afirmó que “el Gobierno se olvidó de los productores de Arauca. La fiebre Aftosa perjudicó a los productores de esta zona del país y nos encontramos en zona de contención. No podemos negociar ganado y tenemos 14.000 cabezas represadas en los hatos porque no las podemos sacar a Casanare ni al Meta que son nuestros aliados comerciales”.
El Gobierno prometió entregar subsidios de $140 mil por cabeza, para sostener el ganado, concentrados y melaza y no cumplió. Nos iba a dar la vacuna gratis e igualmente incumplió. Nos tiene al borde de la quiebra.
Cundinamarca
Ramiro Camacho, ganadero de Caparrapí y miembro de la junta directiva del gremio Dignidad Agropecuaria, dijo que “la apertura económica va en 15 TLC y la perspectiva de otro con Nueva Zelanda, es desastrosa para los especializados en lechería. No hemos podido exportar y eso es preocupante por el tema sanitario”.
Estamos llegando a las 50 mil toneladas de leche importada y eso se ha convertido en un golpe fuerte para la producción nacional. Con NZ no podemos competir. Este país maneja el precio mundial y es gigantesca su producción.
Cada vez se pone en riesgo más de 350 mil familias que son productoras de leche y de doble propósito en el país.
El sector cárnico está igualmente complicado porque se importa de Canadá, Argentina.
“La Aftosa fue una irresponsabilidad del Gobierno. Hace un año sacrificaron los ganados, pero no han pagado esos animales a sus propietarios. Los productores de Yacopí en Cundinamarca se encuentran en difíciles condiciones económicas y no han recibido apoyo alguno”.
Javier Ardila, gerente general de Analac y ganadero de toda la vida especializado en lechería en la Sabana de Bogotá, sostuvo que “fue un Gobierno que dividió a los gremios lo que afectó la institucionalidad. Se basó en que Fedegán manejó mal el Fondo Nacional del Ganado, pero cuando al asumir su administración mediante la Cuenta de Carne y de Leche, fue peor la cura que la enfermedad. No se vio una mejora en ese sentido.
En la negociación del TLC con Nueva Zelanda, no hay ningún sector ganador y la pregunta para el Gobierno sería ¿Por qué la insistencia del Gobierno de establecerlo? NZ es un país organizado y todos los sectores tienen un mismo norte, situación que no sucede en Colombia donde cada Ministerio va por su lado de manera independiente y no cohesionada con todos los demás o con un fin establecido de manera común.
Los temas estructurales como vías terciarias, seguridad y enfoque del sector agropecuario en general seguimos rezagados en políticas de largo plazo. Las que se expiden son para apagar incendios.
¿Qué sucedió en tema cárnico?
Por su parte Oscar Cubillos, economista y jefe de planeación de Fedegán, dijo que “en 2013 el sacrificio fue de 4,1 millones de animales. De haberse mantenido dicha tendencia en 2017 se debieron haber sacrificado más de 4,6 millones de bovinos y solamente sacrificaron 3,4 millones. Es una caída nefasta porque el sector retrocedió”.
Eso no significa que la gente haya dejado de consumir carne, sino que la ilegalidad ocupó ese espacio. En 2013 el 80% era formal y el 20 % informal, en 2017 el 65 % fue formal y el 35 % fue formal.
Según Cubillos, “otra problemática relacionada es el tema del contrabando. Ha sido una realidad de animales vivos y de carne. Allá sacrifican a los animales y traen la carne a Colombia. No solo se encuentra en la frontera con el vecino país sino en Barranquilla, Bogotá y Cali. Se configuró como una competencia desleal de la industria colombiana. No paga impuestos, parafiscalidad, se sacrifican en potreros sin ninguna clase de tecnología, ni higiene. Entonces el contrabando también creciendo”.
Fiebre Aftosa
“El estatus de Libre de Aftosa con Vacunación, se perdió. Aunque se recuperó en teoría en el papel, la realidad es que existe una Zona de Contención que todavía está vigente. Eso ha afectado a ganaderos, el precio, la posibilidad de hacer negocios y la posibilidad de tener mejor precio”, replicó Cubillos.
Debido a eso no se exporta a ningún mercado de los que Colombia tiene TLC.
Exportaciones
En el año 2008 se exportaban US$ 750 millones y en 2017 se registraron solo US$ 100 millones. No se hizo un esfuerzo de diplomacia sanitaria, ni de buscar mercados, o consolidar aquellos con los que el país tiene TLC. Se rescata que se abrieron unos nuevos con Rusia, Norte de África, pero que es insuficiente para las potencialidades que tiene Colombia pero que no le da una ventaja competitiva precisamente por el tema de sanidad animal.
Importaciones
En este tema no es que el Gobierno haya hecho algo sino que el precio de los bovinos en Colombia es competitivo gracias a la tarea de los ganaderos. Debido a eso las importaciones no pegan porque serían demasiado costosas.
¿Qué sucedió en producción de leche?
Para Cubillos, en este tema el Gobierno se dedicó a defender a los industriales. Todo lo que se hizo de compensaciones del mercado interno, de exportaciones y de subastas, fue pagado con dinero del Fondo de Estabilización de Precios-FEP que es dinero de los ganaderos y se lo llevó la industria.
El Consejo Nacional Lácteo se vio sin norte y sin dinámica. El Gobierno central lo único que expidió fue la Resolución 083 de 2018 que genero un menor precio para el productor. Paradójicamente el Ministerio de Agricultura no defendió al productor sino que lo perjudicó.
En el caso de la Resolución 17 no tuvo una dinámica de mejoramiento del precio real que se le paga al ganadero. Los ingresos del productor se deterioraron.
Además, los US$ 32 millones que la Unión Europea se comprometió a entregar como parte de la mitigación de los efectos del TLC con la UE, para mejorar la competitividad o la cadena de valor del sector lácteo, no se vieron. No se sabe qué paso con esos recursos.
La producción estuvo afectada por el clima. Entre 2010 al 2017 se presentaron 3 fenómenos de El Niño y dos fenómenos de La Niña, y aun así, se sintió la ausencia de programas que antes Fedegán impulsaba con el Gobierno. Es el caso del tema de las Bodegas de suplementación alimentaria para épocas de sequía.
El tema de los precios muy deprimido. Los industriales cada vez pagan menos y eliminaron las bonificaciones voluntarias. Y a pesar de las denuncias que se hicieron el Gobierno no tomó medidas para controlar esa situación. ¿Qué pasó con las denuncias del sector lechero ante la Superintendencia de Industria y Comercio?
Lo que uno nota es que los que se pararon a bloquear vías, a tirar piedra, a violar la ley y a hacer paros para que los tuvieran en cuenta, les pararon bolas. Y a los que cumplieron la ley y opinaron sin apelar a la violencia como fue el caso de los ganaderos, los maltrataron, concluyó Cubillos.
Fuente:

Publicidad