31 de julio de 2018 14:37 PM
Imprimir

FRIGORÍFICO DEVESA AZUL NATURAL BEEF : “Somos el primer empleador privado de Azul”

Lo aseguró, Enrique Duhau, uno de los dueños del frigorífico local al hablar con los medios locales por primera desde la reactivación de la planta en 2016. “La verdad que ver una planta totalmente cerrada, que parecía una tumba, transformada en una cosa absolutamente viva con 600 personas trabajando todos los días y ganándose el pan con su esfuerzo es una satisfacción enorme”, expresó también

En el marco de la visita que el pasado martes realizaron al frigorífico Natural Beef Azul funcionarios del Ministerio de Agroindustria acompañados por el intendente Hernán Bertellys, los medios locales tuvimos la oportunidad de dialogar con uno de los dueños de la planta Enrique Duhau por primera vez desde la reactivación de este planta industrial.

Natural Beef Devesa es un emprendimiento de dos empresas familiares argentinas que invirtieron en la compra y puesta a nuevo de la planta local ubicada en Las Flores Norte.

La iniciativa de los Duhau, Enrique y Alejandro, y Tomás Zymnis apunta a la exportación de carne.

Los Duhau cuentan con uno de los feedlots más grandes del país y Zymnis fue presidente de Finexcor hasta 2005, una de las principales industrias exportadoras en la década pasada, y hoy dirige negocios de industria y comercio de carnes en Europa.

“Somos una empresa familiar agropecuaria de más de 100 años y fue una gran satisfacción invertir acá porque fue nuestro primer proyecto industrial”, contó Enrique Duhau en su paso por esta ciudad.

Al mismo tiempo, explicó que “es una continuación de lo que hacemos, nosotros producimos granos, con los granos engordamos novillos y ahora a los novillos los estamos transformando en carne para exportación”.

La transformación     

A mediados de 2016 se asociaron para comprar la planta cerrada en Azul y remodelarla hasta convertirla en una unidad de avanzada que hasta el día de hoy no paró de crecer.

Como referencia basta decir que en la actualidad faenan 600 cabezas por día y tienen previsto llegar a las 1.000/1.200.

A propósito de esto, Duhau recordó que “esta planta estuvo cerrada hasta el 2014, cuando la abrió Marcelo Celeste y después en 2016 continuamos nosotros y la verdad que ver una planta totalmente cerrada, que parecía una tumba, transformada en una cosa absolutamente viva con 600 personas trabajando todos los días y ganándose el pan con su esfuerzo es una satisfacción enorme”.

Comentó además que el frigorífico, según se lo transmitió el Intendente, “ha cambiado el pueblo”.

Es que aseguró que “somos el primer empleador privado de Azul y más trabajo es más salarios, más demanda, más movimiento comercial, etc.”.

Para estar a la vanguardia   

El dueño de la empresa anticipó además que tiene más inversiones previstas.  “Tenemos más planes de inversión”, informó.

Duhau describió que la industria estaba en declive y actualmente está progresando.

“La industria frigorífica lamentablemente hace 30 años estaba a la par de las más avanzadas del mundo, venían de muchos otros países, de Brasil, de Latinoamérica o de Méjico a copiar las plantas argentinas y después de prácticamente 12 años con las exportaciones cerradas, nadie progresó”, relató.

En cambio, hizo hincapié en que “hoy en día ha tenido un avance gigantesco” y nuevamente la industria frigorífica está a la altura de lo que el mundo está requiriendo.

Frente a este nuevo panorama, apuntó que hay que invertir “en sistemas, en computación, hoy en día hay que tener identificado cada corte de carne, de qué lote salió y muy pronto va a ser de qué animal específico salió”.

Inversión en tecnología

Explicó que eso es lo que requieren los clientes en la actualidad. “Todo eso requiera una enorme inversión en sistemas, requiere de gente que sepa operar esos sistemas, requiere tener toda la planta en línea permanentemente”, informó.

De ahí que uno de los pedidos que plantearon a las autoridades fue el arribo a la planta de la fibra óptica.

A partir de los planes de inversión, Duhau aseveró que “necesitamos en el corto plazo un camino pavimentado o bien en el corto plazo mejorado, necesitamos mejor conexión a Internet y mejor conexión eléctrica para lo cual ya estamos hablando con la Cooperativa Eléctrica, esas son cosas esenciales”.

Apertura de mercados    

La expansión del frigorífico se relaciona con la expansión de sus mercados.

“La carne argentina es muy requerida y los mercados se perdieron cuando argentina dejo de exportar durante tantos años. Estados Unidos produce carne de calidad, pero la consumen internamente. Argentina es entonces el principal productor de carne de calidad para la exportación”, remarcó.

En este contexto, anticipó que “el plan que hemos hecho los productores e industriales con el Gobierno es llegar en algunos años nuevamente a un millón de toneladas de exportación, lo que va a significar darle trabajo y mucha vida a todas zonas del interior del país”.

Apuntó que “China es el gran mercado nuevo en crecimiento. Ellos compran muchos cortes de baja calidad y hoy es el principal destino de exportación de la carnes argentinas”.

“Nosotros nos estamos todavía habilitados para China y esperamos estarlo en los próximos meses. Ya tenemos conversaciones para exportar corte de calidad ya que está creciendo la demanda, pagan muy bien, hay una clase media creciente que está demandando carne de mejor calidad y eso hoy está abastecido por Australia pero es un productor relativamente chico”.

Por lo tanto, Duhau consideró que será una buena oportunidad para Argentina en general y para Azul en particular por el impacto que tiene esta planta en la vida local.

El martes pasado estuvieron en Azul funcionarios del Ministerio de Agroindustria, quienes junto al intendente Bertellys se acercaron al frigorífico.

POR QUÉ ELIGIERON AZUL 

Los empresarios que reactivaron el frigorífico local vieron varias alternativas y eligieron Azul por su ubicación en el centro de Buenos Aires, y por tratarse de una zona agrícola y ganadera.

Además de la ubicación geográfica, tuvieron en cuenta el clima templado, abundancia de pastos de calidad y granos y la presencia de hacienda de genética británica.

Duhau sostuvo al respecto que “Argentina tiene muy buena calidad genética y la mejor calidad de carne la dan los animales de clima templado, de raza original británica, Angus y Hereford y este país tiene mucho de eso y la mejor calidad sale de esta zona pampeana”.

INFLACIÓN Y VALOR DEL DÓLAR

Al evaluar el contexto económico actual marcado por la devaluación del peso y el aumento del valor del dólar, el empresario manifestó que “es mejor trabajar con estabilidad, tener un país estable, predecible y no con el dólar saltando; y tener una inflación cercana a cero como los países serios”.

Aclaró que pese a los perjuicios que esta situación genera “las industrias y actividades que producen productos de exportación con la devaluación se benefician”.

No obstante, Duhau estimó que “la suba del dólar se va a moderar en los próximos meses. Entonces, tenemos que mejorar la productividad y los volúmenes para poder sobrevivir y poder progresar con tipos de cambio no tan altos como el de ahora”.

Fuente:

Publicidad