31 de julio de 2018 00:11 AM
Imprimir

El gobernador de Río Negro pidió más retenciones al campo y que se discuta el decreto que baja las asignaciones familiares

También elogió la candidatura presidencial de Miguel Ángel Pichetto

Alberto Weretilneck celebró que la primera exportación de carne a Japón haya sido rionegrina. También que Bariloche tenga récord de turistas brasileros.  Hombre de pocas palabras y de respuestas cortas, acompaña al Gobierno nacional en algunas decisiones y pone reparos a otras. Esta última semana aseguró que las Fuerzas Armadas no intervendrán en los conflictos con mapuches en su provincia y viajó a Buenos Aires para negociar la deuda de la Nación con el Invap, pide que el campo pague retenciones (es “irritante”, ha dicho sobre el esquema actual) y que Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal compartan los esfuerzos como el resto de los gobernadores.

—Usted apoyó el ajuste nacional públicamente, ¿entonces Río Negro va a acompañar los planteos de Nación para el equilibrio fiscal tras la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional?

—No, no, estamos en plena discusión.

—¿No está de acuerdo con la reducción del déficit?

—No está terminada la discusión, estamos negociando. No hay un borrador final ni un esquema final en el cual uno pueda decir que sí o que no. Vamos avanzando en las charlas. La idea es que el país evite entrar en una crisis de la que no pueda salir que perjudique a todos los argentinos y nos perjudique a todas las provincias. Por lo tanto la predisposición de encontrar salidas acordadas y negociadas siempre, siempre va a estar.

—El Gobierno ya definió la baja del plus por zona a las asignaciones familiares del Norte y la Patagonia. El gobernador Juan Manuel Urtubey reclamó y también el de Neuquén, ¿usted también va a hacerlo?

—Va a formar parte de los temas que como provincia vamos a plantear en la mesa de discusión. Recién estamos empezando con todos los temas: Fonid (Fondo nacional de incentivo), transporte, asignaciones familiares, jubilaciones, gas, fondo sojero; la reducción del déficit fiscal nacional se va a dar en el marco de la discusión de 8 o 10 temas.

—Pero el decreto ya está firmado…

—Sí, está bien, pero lo veremos en el momento en que tengamos que hacerlo, en la discusión. Vamos a plantear cuáles son las cosas que nos parecen razonables y entendibles y cuáles son las cosas que no son del todo razonables y atendibles. Aparte queremos que el esfuerzo sea justo, que no pague únicamente la Patagonia por ser productora de gas y petróleo sino también todos aquellos que reciben subsidios del Estado nacional… que el esfuerzo sea parejo para todos los argentinos.

Alberto Weretilneck y Mauricio Macri

Alberto Weretilneck y Mauricio Macri

—¿Lo dice por las retenciones al campo? Usted señaló que le preocupa lo de las retenciones del campo “que tiene poco empleo y logró una devaluación del 40%” y pidió que ese sector “contribuya”, incluso lo calificó de “contradictorio e irrita”.

—Lo digo por las retenciones al campo, por los subsidios de gas y electricidad a Capital y el Conurbano, por el subsidio al transporte…  por todo.

—¿Buenos Aires y Capital deberían asumir los costos de los servicios públicos?

—Es lo que hemos planteado los gobernadores, porque solamente en transporte el Estado nacional aporta 70.000 millones de pesos al área metropolitana; solo con eso ya se reduce bastante el déficit fiscal… Como se trata de personas y en economía alguien paga las decisiones, no quiero discutir por los medios, vamos a discutir en el Ministerio del Interior, en el Ministerio de Hacienda, en todos los lugares donde se discuten estas cosas. Después daremos las explicaciones…

—¿Pero va a pedir que se dé marcha atrás con la baja en las asignaciones familiares?

—Está dentro de la mesa de discusión.

—El Presidente, en su visita a Bariloche, dijo que no hay plata para pagar contratos del Invap de la “época de la magia”, como llamó a la gestión kirchnerista. Usted vino a hablar con ministros nacionales, ¿habrá o no recortes?

—Los contratos que están firmados se mantienen, son 15 contratos en distintas áreas, espacial, comunicaciones, nuclear. Son 300 millones de dólares que van a seguir a lo largo de dos años y medio. La deuda que había, que era de corto plazo, va a ser cancelada en el mes de agosto, a partir de este mes. Estamos muy contentos porque por un lado se normaliza el estado financiero de la empresa y tenemos certeza en los próximos dos años y medio de los contratos vigentes.

—¿En Río Negro hay más pobreza o sectores sociales más vulnerables? ¿Nota caída del empleo?

—Fundamentalmente en el comercio mediano y pequeño, en la micro pyme. Bariloche está al cien por cien. Lo que produce Vaca Muerta repercute en el Alto Valle. Y Río Negro es provincia exportadora, por lo cual hay mucha salida de productos. Pero obviamente a aquellos sectores más cerca de la pobreza esta situación los golpea más, sobre todo por la inflación.

—Vaca Muerta es la gran esperanza de la región…

—Ya lo estamos viendo. Se está produciendo muchísimo gas y mucho petróleo. Es una realidad pero falta bajar los costos para producir más y ser mucho más competitivos. Con un barril a 70 dólares es sumamente redituable. Se trata de incorporar tecnología para tener mejores resultados. Falta llegar al tope de su rendimiento pero está muy avanzado.

—Al mismo tiempo que se ve más actividad en el sector petrolero, en el sector frutícola se ven chacras abandonadas o una situación más delicada. ¿Qué hay que hacer?

—Hay que bajar costos y ser más competitivos, no ajustando por el trabajo sino por la productividad, modernizar. Hace falta mucha inversión. Hoy es el momento ideal, con el dólar que tenemos es el momento ideal. El tema es que la inflación no deteriore las ventajas que nos ha dado la devaluación. Si la inflación se mantuviera en términos razonables y aparte de eso el tipo de cambio se mantiene alrededor de los 28 pesos, estamos en muy buena posición de vender.

Aunque no quiere hablar mucho del 2019, Weretilneck mandó a sus colaboradores a difundir la gestión, él  mismo recorre cada ciudad y pide provincializar la contienda electoral para lo que ya tiene decidido desdoblar la fecha de elecciones. Cree que su fuerza política, “Juntos”, tiene más chances si no se pone en la balanza la grieta entre el macrismo y el kirchnerismo, como ya ocurrió cuando tuvo que bajar su lista de legisladores el año pasado y abandonar la pelea entre la PASO y la general. Cuando como vicegobernador ocupó el lugar del gobernador Carlos Soria, asesinado por su mujer, tomó distancia y hasta se enfrentó a Miguel Ángel Pichetto que le pedía un paso al costado para que un peronista asumiera la gobernación. En un reportaje con el programa Bien Argento de FM Palermo ahora dice que podría apoyar al jefe de los senadores del Peronismo Federal, sector con el que “coquetea” aunque aún no define su alineamiento.

—Miguel Ángel Pichetto dijo en un reportaje con el diario Río Negro que tiene ganas de ser candidato a presidente. ¿Lo ve como candidato?

—Es una persona muy formada. Ha sido parte de los grandes acuerdos y grandes consensos de los últimos años en el país, una persona muy respetada dentro del peronismo y fuera del peronismo. Todavía no he hablado con él pero me parece una muy buena noticia.

—¿Lo apoyaría?

—Sí… Bueno… él primero tiene que definir cuál es su espacio y cómo lo va a hacer. Todavía es muy temprano para todo esto…

Fuente:

Publicidad