3 de agosto de 2018 11:26 AM
Imprimir

Tras un nuevo salto, el trigo local ya vale 33% más que un año atrás

El cereal a enero ganó 3,6% tras operar casi en el limite de suba diaria en el Matba. Las perspectivas climáticas locales siguen consolidando una cosecha récord

En medio de los recortes productivos que se esperan en los principales países trigueros del mundo, y cuando la siembra local está prácticamente finalizada, el valor del trigo local a cosecha (es decir diciembre/enero próximos) saltó ayer otro 3,6% hasta u$s 228 la tonelada, un nuevo máximo para la posición desde su aparición en el mercado.

De la mano de la fuerte volatilidad que se apoderó de los mercados externos, ante las versiones de que Ucrania restringiría las ventas externas del grano para paliar la baja productiva, calculada en un 18%, y con los países africanos, con Egipto a la cabeza, buscando proveedores alternativos del trigo, la cotización del cereal en el mercado argentino operó desde temprano casi al límite de suba diaria, con un ascenso de 7,9 dólares por tonelada.

Print
Print

Con la nueva mejora local, que obedece al fuerte interés de los compradores (exportadoras principalmente) en garantizarse mercadería en el contexto de reducción de la oferta internacional, el trigo a enero 19 en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) acumula en apenas 12 ruedas una mejora de 37 dólares por tonelada, o 19,5%, indicó un reporte del área de Research de la corredora de granos Zeni.

Si la comparación se hace con los precios que el trigo a cosecha registraba en julio pasado, el incremento se ubica en 33%, algo impensado incluso cuando en abril, luego de que se cortó el clima seco y las lluvias mejoraron los perfiles de los suelos argentinos, comenzaba a perfilarse una fuerte apuesta al cereal para dejar atrás las pérdidas de la cosecha gruesa, aunque nadie aun hablaba de “revancha”.

Se conocieron los audios de una entrevista a Hilda Horovitz, la expareja del chofer de Roberto Baratta. La mujer argumentó: “El iba a utilizar los cuadernos” para que Baratta lo ll …

Como informó El Cronista esta semana, hasta la semana pasada, con precios atractivos en torno a u$s 212/215 la tonelada para cosecha, las ventas de trigo foward acumulaban un récord de algo más de 4,2 millones de toneladas del ciclo 2018/19, donde el grueso de las compras corresponden a la exportación y solo 110.000 toneladas fueron comprometidas por la industria molinera. Además, de lo comprado por las cerealeras, ya se declararon ventas de exportación (DJVE) por casi 3,9 millones de toneladas, lo que representaría un 28% de un posible saldo exportable de 14 millones de toneladas.

Mientras la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó en su panorama agrícola semanal un avance de la siembra cercano al 96% por lo que restan lotes puntuales, desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) apuntaron que el cereal crece en mejores condiciones que el año anterior gracias al clima frío y lluvias puntuales que sumadas a una fertilización aún mayor a la utilizada en el ciclo previo pueden ayudar a que la cosecha sea aun mejor de lo esperado.

“Con todo esto empieza a haber una gran expectativa, el 2018 puede demostrar cuál es el máximo rinde que el trigo puede alcanzar cuando el clima y la tecnología se alinean a su favor”, indicó el reporte de la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la entidad rosarina.

A nivel externo, el trigo tocó por tercer día consecutivo máximos para los últimos 4 años de operación, aunque luego recortó las mejoras hasta 0,40%, luego de un día de extrema volatilidad por las versiones de que Ucrania restringiría sus exportaciones, algo que luego fue desmentido por el Ministerio de Agricultura de ese país que, lejos de implementar limitaciones difundió su proyección de exportaciones, tal como realiza todos los años.

Simultáneamente, la demanda internacional no cesa y los países del norte de África apuran compras recurriendo a oferentes alternativos a la Unión Europea, donde el clima extremadamente caluroso y seco hará caer la producción a volúmenes menores a los de hace 6 años.

La agencia estatal GASC de Egipto adquirió recientemente unas 240.000 toneladas. procedentes de Rusia y Rumania. Bajo su sistema tradicional de licitaciones, Argelia sale a la búsqueda de 360.000 toneladas. de origen opcional

Fuente:

Publicidad