10 de julio de 2010 18:23 PM
Imprimir

Chile : Proyecto de trazabilidad para vegetales que se venden en ferias libres

Es un proyecto piloto que analizará la inocuidad de lechugas y tomates en una primera etapa. Contempla la creación de un sello para alimentos que se venden en las ferias libres.

Saber realmente que los vegetales que compramos en las ferias de Chile están libre de pesticidas, productos tóxicos y que son cosechados de manera higiénica, respetando el medioambiente, es lo que busca el “Proyecto piloto para la implementación de un sistema de trazabilidad de productos hortícolas  frescos en dos canales de comercialización: canal agricultor-ferias libres-consumidor y canal agricultor, intermediario-mercado mayorista-feria libre- consumidor”.Esta iniciativa fue presentada por la Asociación Nacional de Ferias Libres de Chile (ASOF A.G) a la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y acaba de ser aprobada por la entidad.El proyecto busca implementar un sistema piloto de trazabilidad para lechugas y tomates, reuniendo en este trabajo a diferentes estamentos públicos y privados ligados a la investigación, fiscalización, producción y distribución hortofrutícola.Las instituciones, que participarán de la ejecución del proyecto, son la ONG Espacio y Fomento (ESFO), la Universidad de Santiago (USACH), el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), la Oficina de Desarrollo de Políticas Agrarias (ODEPA), la Fundación Chile, la Central de Abastecimiento de Lo Valledor, la empresa Imatronix .Para el Presidente de las Ferias Libres, Héctor Tejada, la iniciativa llega en una nueva etapa de desarrollo del sector,  con miras a la creación de un sello para las ferias libres, que garantice la inocuidad de los alimentos frescos que se venden en estos espacios. “Es primera vez que se realizará un trabajo de esta naturaleza en nuestra actividad, constituyéndose en un proyecto audaz, puesto que se trata de un tema muy complejo, que nos demandará,  no sólo grandes esfuerzos con recursos limitados, sino la superación de obstáculos difíciles de definir en un principio. En este campo, prácticamente todo o casi todo está por conocerse”, destaca. Agrega que uno de los objetivos será “develar en el misterio que todavía existe en la cadena de comercialización desde el campo hasta nosotros”.La meta es levantar un protocolo de trazabilidad replicable en la Región Metropolitana integrado por agricultores de la red INDAP, que formen parte  del programa de BPA (Buenas Prácticas Agrícolas), intermediarios, la Central de Abastecimiento Lo Valledor  y por un grupo escogido de comerciantes de las ferias de Molineros, Ictinos y Arrieta, de la comuna de Peñalolén.Cristián Olivares, responsable del canal Agroalimentario en este convenio de la ONG Espacio y Fomento que trabaja con las ferias libres, sostiene que la iniciativa “generará un protocolo de trazabilidad, además de capacitaciones a los agricultores  para que puedan cumplirlo. Al mismo tiempo, INDAP se encargará de vigilar el cumplimiento en terreno mediante su red de agricultores”, destaca.”Esta experiencia es única de su tipo y será la base para un trabajo sostenido en el aporte de la tecnología a favor de los consumidores que quieran asegurar la procedencia y calidad de los productos que provengan de Ferias Libres”, agrega Cristián Olivares.Creación de un sello de ferias libresUno de los aspectos llamativos del proyecto es la generación de un sello de calidad, el que será emitido por la Fundación Chile, instancia que además realizará los análisis de laboratorio que sustenten la inocuidad de los productos. “Para las ferias libres  tener un sello, que certifique la calidad de lo que vendemos, es de vital importancia para su futuro frente a un público cada vez  más exigente”, señala Héctor Tejada.Un sistema computacional autónomo, a cargo de una empresa privada (Imatronix), sistematizará la información para registrar en cada etapa datos como la procedencia de los vegetales, la calidad de agua usada en el riego, el tipo de  productos utilizados en el campo, el transporte involucrado, el intermediario, el mayorista e información sobre el feriante que vende el producto al público.Por su lado, ODEPA realizará el seguimiento de los productos a nivel de precios en centros mayoristas y en ferias.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *