11 de julio de 2010 11:24 AM
Imprimir

Podría dispararse el precio de la carne en la región

Es por la decisión del Gobierno nacional de cerrar las exportaciones. Ruralistas y trabajadores de frigoríficos realizarán un cese de comercialización, que impactará de lleno en el suministro y en los valores de los cortes de mayor consumo

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, uno de los alfiles preferidos del matrimonio presidencial, está haciendo de las suyas. Habría resuelto no entregar permisos de exportación de carne durante 21 días, una medida que, lejos de cuidar los precios del mercado interno, podría provocar un fuerte desabastecimiento y un automático aumento de precios. Las consecuencias, en caso de no haber una solución, comenzarían a sentirse la próxima semana en el Gran La Plata.Ante la medida oficial de frenar las exportaciones, lo que pone en jaque a productores rurales y frigoríficos, ruralistas nucleados en  Carbap y trabajadores anunciaron la realización de una serie de medidas de fuerza, que incluye un cese de comercialización y un bloqueo del ingreso de ganado en pie en el Mercado de Liniers.”Si se confirma la resolución de Moreno, del 12 al 16 de julio realizaremos las medidas de fuerza. Y esto lamentablemente repercutirá en el mostrador: al primer día estimamos que la carne aumentará un 5% y los incrementos podrían extenderse hasta el 30%”, le dijo a Hoy Silvio Etchehún, titular de la Federación Gremial de la Carne.Etchehún afirmó que, en los últimos dos meses, cerraron cinco importantes frigoríficos, de los cuales cuatro de ellos estaban ubicados en la provincia de Buenos Aires (uno en Mar del Plata, dos en La Matanza y uno en Tres Arroyos), y el otro en Córdoba. “Hubo 5.500 despidos, y hay 14 mil trabajadores del sector que están suspendidos, como consecuencia de la política oficial que hizo disminuir la faena de ganado en los últimos meses, entre un 30 y un 40%”, afirmó.Hasta ahora, el sector enviaba unas 2.000 toneladas de cortes a precios populares a los supermercados, pero ese volumen bajó a 1.600 toneladas la semana pasada. Ante las quejas de algunos hipermercados, Moreno estalló en furia y volvió a restringir la emisión de ROE (permisos de exportación). Incluso, varios frigoríficos pensaban comunicarle a Moreno que no seguirían enviando los tan mentados cortes populares, por las pérdidas que están registrando.”El sistema que instrumenta Moreno está dirigido a favorecer, solamente, a Coto y Carrefour, mientras está fundiendo al resto de la cadena de comercialización. Es necesario un cambio urgente”, apuntó Etchehún.Desde la Federación Gremial denuncian, además, el incumplimiento del Programa Especial de Asistencia al Empleo que anunció Cristina Kirchner y que nunca se puso en marcha. El programa estaba destinado a asistir a los miles de trabajadores del sector que fueron despedidos o suspendidos como consecuencia de la política oficial.

Piden subir el precio de la leche

El presidente del Consejo Federado Bonaerense, Guillermo Giannasi, sostuvo que “el precio en tranquera del litro de leche tendría que subir 20 centavos” de peso, a pesar de los buenos valores que exhibe actualmente el producto.”El Gobierno debe tomar medidas para frenar el cierre de tambos y poder tener más productores lecheros. Cada vez tenemos menos y no se puede seguir así”, subrayó Giannasi. Y también indicó que “se puede producir más con más productores”, y señaló que el cierre de tambos “nada tiene que ver con un proceso de intensificación de los diferentes sistemas productivos que tiene el país”, sino que lo adjudicó a las malas políticas gubernamentales.

Uruguay saca provecho

Mientras que el Gobierno nacional decide cerrar exportaciones, países vecinos no tardan en sacarle provecho a la situación. Un claro ejemplo es Uruguay.En los servicios técnicos del gobierno que encabeza José Mujica consideran que el escenario internacional abre una ventana de oportunidades para su país. Se subraya que en Australia y Nueva Zelanda, países que dominan la oferta exportadora mundial de carnes, hay una disminución de los stocks, lo que tiene causas diferentes. En el caso de Nueva Zelanda es por una fuerte competencia por los campos y la consolidación del rubro lechero, mientras que Australia tiene problemas para el sector por el crecimiento de la forestación.El director de Industria Animal del ministerio de Ganadería, Héctor Lazaneo, informó que hace pocos días se había formalizado el aval para las exportaciones a Canadá, lo que se debe a resultados exitosos en los controles hechos el año pasado a las plantas de faena ovina que fueron ratificadas por Canadá como proveedoras de carne ovina deshuesada.En tanto, el director de los Servicios Ganaderos, Francisco Muzio, afirmó que se han concretado avances significativos sobre el ingreso en México de carne ovina sin hueso y que está en estudio el Memorando de Entendimiento, similar al que se hizo para la carne bovina deshuesada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *