8 de agosto de 2018 18:37 PM
Imprimir

Tiempo de siembra

La campaña agrícola arranca con un buen diferencial en el tipo de cambio y los precios internacionales, pero arrastra las consecuencias de una de las peores sequías del último siglo. Cuáles son las principales propuestas del mercado asegurador. Cambios y previsiones de un ramo cada vez más competitivo

El pronóstico viene con mejoras temporarias, pero con varios frentes de tormenta abiertos. Según el último informe de la Bolsa de Cereales de Rosario, ya se sembraron entre el 70 y el 97% de las hectáreas previstas para la campaña 2018/19. Se proyectan mejores rindes de soja, cebada, girasol, trigo, pero menores en maíz. Algunos indicadores, como el tipo de cambio y los precios internacionales, son buenos; pero otros, como el financiamiento y el aumento de costos de transporte, ponen un pie en el freno. A lo que se suma las consecuencias de la sequía en el norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe, la peor en los últimos 70 años. El combo puede ser tierra fértil para las compañías aseguradoras.

 

“Todas las manifestaciones del cambio climático que se han desarrollado en las últimas campañas agrícolas provocaron importantes pérdidas a todos los eslabones de la cadena productiva y de servicios, resintiendo el tramado socio económico ligado a la actividad agropecuaria”, diagnostica Mario Miatello, gerente Técnico de Provincia Seguros.

 

Para el ejecutivo, sin embargo, estos signos negativos pueden ser una oportunidad para las aseguradoras. “Despiertan la mayor necesidad del sector productivo de encontrar herramientas para trasferir o reducir los riesgos. La merma productiva y económica está llevando a que se necesiten herramientas de apalancamiento financiero formal e informal para esta nueva campaña, por lo cual, estimamos, se tenderá a minimizar el grado de exposición”, afirma.

 

Pensando en estas necesidades, la entidad estatal agregó un diferencial financiero a sus coberturas tradicionales. “Proponemos una de las herramientas diferenciadora en el mercado, que es el uso de la tarjeta Procampo del Banco Provincia para el pago, donde el asegurado tiene la posibilidad de fijar el tipo de cambio y financiar el pago por 230 días con un 0% de interés”, explica Miatello.

Fuente:

Publicidad