12 de julio de 2010 07:30 AM
Imprimir

Uruguay  –   Lluvias generan demoras en implantación de los cultivos

Las lluvias han parado la siembra de trigo con algunos ciclos que se están pasando de fecha y con productores pensando en dejar área ya para los cultivos de primera. Los pronósticos marcan lluvias para esta semana, lo que demoraría aún más la implantación.

Los números ajustados en el trigo hacen que la posibilidad de estirar la ventana de siembra sea más riesgosa ya que se necesitan altos rendimientos. Se está intentando negociar exportaciones, por ahora con poco éxito tanto para trigo viejo como para el de la próxima cosecha.
Los valores por el trigo nuevo están entre 170 y 175 dólares por tonelada. Por trigo de buena calidad de la campaña pasada se ofrecen precios de U$S 170 a U$S 180 por tonelada, aunque hay productores que señalan que se podría llegar a valores algo más altos. Los exportadores son contundentes en cuanto a que los brasileños están duros para comprar trigo de calidad media de Uruguay.
En soja la comercialización de soja disponible se moderó con precios en planta entre U$S 328 y U$S 332 por tonelada, con precios más altos por negocio de chacra a puerto. Por ahora la operativa por soja 2011 es limitada. Se dieron precios de U$S 320 por tonelada pero luego cayeron.
Forrajeras
En granos forrajeros se mantiene la firmeza con operativa reducida. Los tamberos y los productores a feedlot estaban relativamente bien comprados pero igual están participando del mercado. Se llegó a precios de U$S 200 por tonelada por maíz puesto lo que activa importaciones. Hay baja disponibilidad en el mercado y los productores estiran los precios, aunque saben que se está cerca de la paridad de importación.
Exterior
La semana pasada los granos se pudieron desligar de las fuertes caídas en las bolsas y en el petróleo. Los que más subieron fueron el maíz y el trigo mientras la soja terminó estable y el arroz perdió casi 5%.
El informe del USDA sobre área y stocks tuvo una fuerte incidencia en el mercado. El reporte marcó un descenso en el área de maíz en Estados Unidos del orden de un millón de hectáreas -respecto a la estimación de marzo- cuando la media del mercado esperaba que la subiera. Eso, le dio impulso a los contratos correspondientes a la nueva cosecha.
Además, el USDA reportó stocks al 1de junio menores a los que preveía el mercado, lo que alentó a los contratos más cercanos.
El trigo se aprovechó del impulso del maíz y de compras de cobertura para también avanzar. A eso se añadieron preocupaciones por la falta de lluvias en partes de Europa y Rusia. El informe del USDA elevó su estimación de área de soja más de lo esperado por los analistas. Eso presionó sobre los contratos correspondientes a la próxima cosecha.
Se reportó un nivel de stocks a junio algo inferior a lo estimado por la media del mercado aunque no se vio un salto en las cotizaciones. En el caso del arroz, el USDA elevó su estimación de área e informó de stocks más altos de los esperados.
En la región se culminó la cosecha de soja en Argentina con la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimando la producción en 55,03 millones de toneladas. Los productores argentinos siguen reteniendo la soja a pesar de la mejora en los precios planteados por la exportación y la industria.
En Argentina se sembró algo más del 50% del área, mientras en Brasil casi terminó en Paraná y sigue el atraso en Rio Grande do Sul.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *