12 de julio de 2010 07:42 AM
Imprimir

Sugestivas renuncias en la Federación Agraria

Seis dirigentes de Coronel Pringles se fueron de la entidad luego de un acto K.

Pasó casi un mes del acto de la polémica, pero los coletazos continúan . Seis miembros de la filial Coronel Pringles de la Federación Agraria Argentina, entre ellos el vicepresidente Mario Arnaldo Arias, presentaron su renuncia a la entidad en disconformidad con la conducción. Aunque no hicieron explícitas sus objeciones, el disparador tácito del desmembramiento fue la presencia del presidente de la delegación pringlense Pablo Cornago junto a Cristina Fernández de Kirchner en el palco de un acto realizado el 16 de junio en Carhué. Aquel día, la presidenta formalizó la entrega de 24 millones de pesos para la creación de fondos rotatorios agropecuarios en 10 distritos del sudoeste bonaerense, además de entregar computadoras y anunciar inversiones en el sector del turismo termal. Cornago no sólo participó de la ceremonia sino que agradeció el gesto de la jefa de Estado por acordarse de una zona muy golpeada por la sequía. “Después de varias asambleas muy duras, pudimos dar inicio a estos fondos que van a permitir dejar atrás los subsidios”, destacó ese día el dirigente agrario, quien aprovechó además el púlpito para advertir que esa ayuda era insuficiente y que la región necesitaba un trato diferenciado por su debilidad climática. Pero pese a que además le reclamó a Cristina la eliminación de las retenciones para el trigo, su presencia junta a la presidenta, que habría contado con el aval del titular nacional de la Federación Agraria Eduardo Buzzi, no cayó bien entre sus pares de Pringles y de otros distritos zonales. Para fundamentar su renuncia indeclinable a la entidad, los seis dirigentes salientes de la Federación Agraria pringlense sólo distribuyeron un comunicado en el que lamentan la situación y hablan de “disconformidad” con la conducción y de “diferencias ideológicas en diversos temas”. Las semanas previas a aquel acto en Carhué, el ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, junto a su par bonaerense Ariel Franetovich, habían estado dos veces en Coronel Pringles. Allí, ambos funcionarios se reunieron con dirigentes agropecuarios y luego utilizaron a la localidad de base para recorrer varios distritos del sudoeste bonaerense donde repartieron fondos. Entre estas visitas y el acto en Carhué, Coronel Pringles fue sede de la última reunión conjunta de la Mesa de Enlace agropecuaria, desde donde salió un fuerte reclamo al Gobierno nacional para que atienda los reclamos del sector

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *