12 de julio de 2010 09:38 AM
Imprimir

Números favorables para los feed lots

 Los encierres más largos y que incluyen una recría de bovinos que ingresan con pesos de 150 y 180 kilos son los que presentan los márgenes brutos más favorables en el actual escenario de precios en el feed lot, más conocidos como engorde a corral.

Se trata de animales que son los menos sensibles tanto a cambios en los precios de compraventa como a eventuales aumentos del precio interno del maíz, según consignó un análisis del movimiento Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA).

Durante la mayor parte del año pasado muchos corrales de engorde pudieron acomodar sus números a partir del cobro de las compensaciones oficiales. En tanto, el margen bruto promedio del negocio en 2009, si se considera un encierre de animales mestizos con 190 kilos de peso vivo durante 90 días, para sacarlos con 280 kilos, fue negativo, en el orden de una caída de $ 155 por cabeza.

Mientras que «en términos promedio, el ingreso neto del negocio del feed lot fue muy bajo durante 2009 con respecto a los costos directos, lo que hizo que la actividad generara un margen bruto negativo que sólo podía revertirse a través del cobro del subsidio oficial», aclaró Juan Pablo Russi, director de Tecnología en Nutrición Animal y miembro del CREA General Villegas.

El objetivo de las empresas con acceso a los subsidios consistía en reponer la mayor cantidad de hacienda posible, dado que para cobrar la máxima compensación era indispensable mantener altos niveles de ocupación, se explicó para consignar que el escenario cambió.

Russi opinó que «el resto de las categorías, en cambio, son prácticamente inviables con las actuales relaciones de precios». «Las categorías que aumentan más kilogramos en el feed lot son las que generan mejor margen bruto, mientras que aquellas que agregan menos kilos en el corral hoy no se ven favorecidas por la relación compraventa y dan lugar a un margen prácticamente nulo», señaló el analista.

Sostuvo que «la vaca es un caso aparte» ya que suele venderse al mismo precio con el que se compró lo que disminuye el margen promedio.

Para Russi, la categoría de terneros de 150 kilos, una de las más requeridas en el actual escenario, presenta, un margen de casi $ 210 por cabeza. No sucede lo mismo en el caso de los animales con pesos de 200 kilos, los cuales sólo serían viables con una baja sustancial de los valores de la invernada, algo bastante poco probable en el mediano plazo.

Riesgo

«En el caso de los animales que ingresan con 180 kilogramos para salir con 420 kilos, los números siguen siendo favorables por el momento», aclaró.

Sin embargo, destacó que el riesgo del negocio es más elevado por requerir una inversión mayor y necesitar más tiempo de engorde hasta lograr el animal terminado.

«Con las actuales relaciones de compraventa, los modelos de engorde a corral presentan números todavía favorables, aunque muy ajustados a las subas del precio del maíz», señaló el especialista.

Por último destacó que la profunda escasez de terneros sigue manteniendo muy firme el precio de la invernada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *