13 de agosto de 2018 13:43 PM
Imprimir

BRF busca vender su frigorífico Avex a la avícola Granja Tres Arroyos

CompartiremailFacebookTwitterLa planta procesadora de Río Cuarto hoy trabaja a menos de 30% de su capacidad. El grupo avanza con el plan de irse del país, para lo cual ahora quiere vender cada una de sus nueve plantas por separado   La gigante alimentaria brasileña Brazil Foods (BRF) avanza en negociaciones con la avícola nacional Granja […]

La planta procesadora de Río Cuarto hoy trabaja a menos de 30% de su capacidad. El grupo avanza con el plan de irse del país, para lo cual ahora quiere vender cada una de sus nueve plantas por separado

 

La gigante alimentaria brasileña Brazil Foods (BRF) avanza en negociaciones con la avícola nacional Granja Tres Arroyos (GTA) para sumarla como socia, luego decomunicar su intención de desinvertir en Argentina. La dueña de Vienissima, Dánica y Paty necesita sanear su deuda global, mientras que los sindicatos que agrupan al personal buscan garantizar los puestos de trabajo que todavía quedan luego de numerosos despidos.
Después de comunicar a escala internacional su plan de desinversión de activos que posee en la Argentina, la multinacional anunció la desvinculación de cientos de trabajadores de su frigorífico avícola Avex, el más grande de la provincia y uno de los más importantes del país.
Ahora quiere tentar a la empresa local GTA para que se quede con el negocio, al tiempo que busca que los Sindicatos de Trabajadores de Industrias de la Alimentación y el de la Carne mantengan la paz social junto a los 200 operarios que todavía prestan tareas en la avícola, en Río Cuarto.

Avex es la unidad de negocios más problemática para BRF ya que representa más de 50% de sus pérdidas en Argentina y -por ese motivo- fue donde inició el recorte de personal y de producción en la búsqueda de achicar estructura y así atraer a un comprador.
En 2011 BRF desembolsó alrededor de 150 millones de dólares para quedarse con este frigorífico avícola que fue fundado por un dream team de empresarios argentinos entre quienes se encuentra Gustavo Grobocopatel, el rey de la soja en la provincia de Buenos Aires.
Apenas comenzó a gerenciarlo, la empresa brasileña adujo que se encontró con un sinfín de limitantes, entre las que sobresalieron la imposibilidad de importar crías de aves desde su casa matriz, pasando por el constante incremento de los costos laborales y de producción, hasta los inconvenientes para conformar una red sólida de productores de pollos integrados a su cadena de producción.
Lo cierto es que esta unidad de negocios siempre trajo dolores de cabeza a BRF, que en un momento se encontró en la disyuntiva de invertir fuerte para ganar escala y así alcanzar rentabilidad pero los diversos vaivenes económicos de los últimos años frenaron cualquier proyecto.

Ahora el grupo brasileño busca comprador urgente y desde la industria señalan que desde hace un tiempo entabló conversaciones con GTA, líder argentina indiscutida en este segmento.
La negociación habría comenzado mucho antes de la actual crisis de BRF a escala global y del anuncio de su decisión de desinvertir en Argentina. En aquel momento los brasileños todavía especulaban con la posibilidad de recuperar, al menos, los millones invertidos en Avex o sumar como socio estratégico a la empresa de capitales nacionales con la que ya tenía relación comercial.
El tiempo trascurrió y el acuerdo nunca llegó a concretarse porque además el sector avícola argentino tampoco atraviesa su mejor temporada y lo cierto es que hoy BRF sigue buscando comprador e insistiendo en liquidar, a un precio muy por debajo del de mercado su planta de faena ubicada en el “imperio” cordobés.
Mientras tanto el grupo GTA se hizo cargo de los activos de Cresta Roja, otra avícola que llegó a ser líder a nivel nacional y fue a la quiebra luego de un largo proceso de debacle. Hoy concentra alrededor de 25% de la faena nacional.

Otra alimentaria en problemas
ARCOR RECONOCIÓ CRISIS EN LA CAMPAGNOLA, AUNQUE NIEGA CIERRE

Arcor, dueña de la conservera La Campagnola, negó despidos en la planta ubicada en la localidad de San Martín (Mendoza), tal como habían denunciado los sindicatos, aunque reconoció que la firma se encuentra en crisis.
El holding de origen cordobés aseguró que ha tenido que “redefinir operaciones a nivel industrial” en la planta de San Martín.
El comunicado de la compañía trascendió luego que los empleados de la empresa volvieran a reclamar por el proceso paulatino de vaciamiento de la planta ubicada en San Martín.
El Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación sostuvo la denuncia tras encontrarse con que hubo 100 despidos entre efectivos y temporarios y que se pensaba cerrar la fábrica en el último tiempo. Se trata de la planta que procesa derivados de la pulpa de fruta, para dulces y envasa granos secos. Allí trabajan 180 empleados efectivos y otros 180 temporarios.
La empresa comunicó que “la industria frutihortícola no está atravesando un buen momento desde hace varios años, producto de los altos costos, el incremento de las importaciones y la caída de consumo generalizada, algo que ha quedado evidenciado en el quiebre o cierre de muchas empresas del sector”.

Plan global

BRF entró en crisis en los últimos años tras verse envuelta en un escándalo de corrupción en Brasil.

El año pasado cerró balance con pérdidas de tres cifras en millones de dólares. Este año cambió de CEO y éste anunció un plan global.

El plan es desprenderse de plantas que el grupo posee en Tailandia, en la Argentina y otros países. Concentrar su producción en Brasil y ajustar su plantilla también allí.

También quiere desprenderse de Quickfood, fábrica de Paty hamburguesas

Como parte de su plan de desinversión en el país, BRF también negocia a toda máquina la venta del frigorífico Quickfood (junto a las marcas y planta de producción de hamburguesas Paty y salchichas Vienissima), aunque por el momento no encuentra un comprador global para todo el grupo.
En el sector se señala que la nueva opción del grupo brasileño sería vender las plantas que posee en el país en forma separada, para de este modo ejecutar su plan de desinversión en el corto plazo.
El Sindicato de la Alimentación (STIA) y el Sindicato de la Carne se encuentran a la expectativa para que se garantice la continuidad laboral de los empleados de ambas compañías.
Los 200 trabajadores de Avex vienen sufriendo incumplimientos desde inicios de este año, hasta la decisión definitiva de la empresa de vender sus activos y confirmar los despidos.
Quickfood, la fábrica de hamburguesas Paty, tiene plantas en San Jorge y Arroyo Seco (ambas de Santa Fe) y Baradero (Buenos Aires). BRF ingresó al mercado argentino en 2012 cuando adquirió una participación de 90% en Quickfood por un acuerdo de intercambio de activos con la también brasileña Marfrig.
En las instalaciones de Baradero de Quickfood abrió un proceso preventivo de crisis y incluso se llegó a hablar de la posibilidad de cerrar la planta, pero la sangre nunca llegó al río y pactó una fórmula continuidad con el gremio de la carne.

Por Javier De Pascuale

Fuente:

Publicidad