12 de julio de 2010 09:50 AM
Imprimir

Priorizan la fabricación de biodiesel en la provincia

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad un proyecto de ley presentado por el diputado radical Juan Gobbi que propicia la fabricación de biodiesel en la provincia de Buenos Aires "por su importancia estratégica y su aporte a la preservación del ambiente".

La iniciativa, que ahora será tratada en el Senado, determina la obligatoriedad de "generar las condiciones en el territorio bonaerense que garanticen que la totalidad de los residuos de aceites y grasas comestibles propias de actividades gastronómicas, tanto animales como vegetales provenientes de los grandes generadores, sean reciclados".
Además propone la creación en cada localidad de la provincia, en cooperación con el respectivo municipio, de un registro de grandes generadores de residuos de aceites, grasas animales y vegetales, pasibles de ser utilizados en la elaboración de biodiesel; así como de un esquema de recolección privado o municipal "pero con irrenunciable responsabilidad de la administración comunal".
De la misma manera, de obtener el proyecto la ratificación definitiva en la cámara alta, se establecerá un sistema de descuentos en los tributos provinciales sobre los ingresos brutos de aquellas empresas o entidades que se adhieran al sistema de recolección diferenciada de los residuos en estado líquido, tanto de aceites como de grasas animales y vegetales comestibles provenientes de actividades gastronómicas, "sin que ello incida en lo que por la venta de este producto dicha compañía o entidad reciba".
No obstante, en caso de estar exenta de este tributo por su condición de entidad de bien público o por ser una dependencia del Estado, deberá determinarse alguna manera particular de premiar el esfuerzo adicional en favor del ambiente y del ahorro de recursos energéticos.
Por último, la iniciativa propicia la radicación de establecimientos elaboradores de biodiesel en cada distrito y sanciones para las empresas o entidades que incumplan con la norma "arrojando irregularmente estos residuos e impactando por ello el ambiente".
En los fundamentos del proyecto se destacan las ventajas de la utilización de biocombustibles tanto por su condición de renovables como por la merma de toxicidad que provocan para el aire al ser usados en los motores de combustión interna, dado que desprende mucho menos dióxido de carbono, no emite dióxido de azufre y logra -en el caso del biodiesel- que el motor funcione mejor que con los conseguidos a partir de hidrocarburos.
Al respecto, el diputado Gobbi dijo: "Todo esto hace que los biocombustibles deban ser priorizados en la medida de lo posible, por sobre los tradicionales de origen fósil, de manera de compensar el enorme aumento de vehículos en las ciudades en los 20 últimos años, en el mundo en general y en nuestro país en particular".
Luego explicó que "este combustible diesel que resulta del proceso, además de ser usado en la combustión interna de motores cuyas emanaciones serán infinitamente menos perjudiciales para la salud de los habitantes de las ciudades que las de los combustibles fósiles, estará evitando al mismo tiempo que el residuo que le dio origen sea arrojado a las redes de alcantarillado, de cloaca, pozos absorbentes, suelos productivos, con los daños que para el ambiente esto conlleva".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *