12 de julio de 2010 04:32 AM
Imprimir

Un viaje con la mira en rehabilitar la soja

Beijing. La presidenta Cristina Fernández arribó ayer a China, luego de un extenso viaje, e iniciará hoy la actividad oficial con reuniones con funcionarios locales y encuentros empresariales. Mañana será el encuentro principal: se reunirá con el presidente chino, Hu Jintao, con lo que quedaría superado el supuesto malestar que causó la cancelación del viaje decidida en forma intempestiva por la Presidenta en diciembre.

Ayer, Cristina Fernández ya tuvo un encuentro con medio centenar de empresarios, luego de que la recibiera el embajador argentino en China, César Mayoral.

La comitiva argentina no quiere hablar demasiado del tema, pero está claro que el premio mayor que podría traerse el Gobierno de la gira sería una señal contundente del gobierno chino para levantar las restricciones bromatológicas que ha impuesto al aceite de soja, lo que ha limitado nuevas compras del principal cliente mundial para la principal exportación argentina desde el primer trimestre del año. No se sabe si, para eso, China exigirá que Argentina levante la lluvia de medidas antidumping dispuestas para limitar el ingreso de textiles, calzados y juguetes chinos, algo sobre lo que el gobierno de Hu Jintao se quejó amargamente.

Por lo pronto, Argentina tendrá algo más que un gesto: la Presidenta lleva la lapicera preparada para firmar la compra de hasta un centenar de vagones para el subterráneo de Buenos Aires y 24 locomotoras y 100 vagones de pasajeros para la línea San Martín, que presta el servicio de pasajeros en el Gran Buenos Aires. También habría algo para trenes de pasajeros en Mendoza, Tucumán y Córdoba, aunque en una escala muy inferior. Esos contratos sumarían unos 400 millones de dólares, según trascendió.

Desde el punto de vista de Córdoba, la clave pasa más bien por la soja y por la posibilidad de que se anuncie una reactivación del proyecto chino para desarrollar el transporte de cargas en la línea ferroviaria del Belgrano.

El canciller Héctor Timerman y los ministros Julio de Vido, Julián Domínguez y Débora Giorgi viajaron junto con la mandataria y también con legisladores, gobernadores y empresarios.

Ayer, Giorgi planteó la gira presidencial como una oportunidad para que ambos países comiencen "a ser socios estratégicos, lo que significa intercambiar acciones en lo que hace a la mayor agregación de valor y al desarrollo tecnológico".

La funcionaria detalló que "la presidenta anunciará durante el tiempo que dura su visita a la República Popular China los acuerdos que habrán de firmarse y que tienen que ver con áreas muy importantes, tanto en la cuestión tecnológica, como algunas cuestiones vinculadas al transporte, como así también hay acuerdos importantes entre privados".

Recalcó que ayer "recibió a la Presidenta en el hotel una cantidad muy importante de más de 50 empresarios, además de los 70 que vienen, que provienen de los más amplios sectores, del transporte, del software, de la alimentación, de metalmecánica, que conforman la misión comercial que desde mañana iniciará su ronda de negocios".

Apuntó que existe "expectativa para la apertura del mercado a la carne bovina".

Después, a La Rioja. La presidenta Cristina Fernández visitará La Rioja el 4 de agosto para conmemorar la Semana de los Derechos Humanos y honrar en un nuevo aniversario de su muerte al obispo Enrique Angelelli. Fernández prevé encabezar allíla primera entrega de computadoras portátiles a alumnos y docentes.

"Lo mejor en 60 años". Así calificó al gobierno kirchnerista el líder piquetero

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *