12 de julio de 2010 13:38 PM
Imprimir

Cuáles son las alternativas al uso de plaguicidas

Las plagas son indicadores de falencias en el agro ecosistema, por ello, la agroecología no recurre a un combate directo sino que busca mecanismo que actúen en forma integrada en todo el sistema agrícola.

Para el efecto, en primer lugar se trabaja en una correcta nutrición del suelo y un manejo adecuado del mismo. Si a pesar de esto, aparecen plagas, la agroecología utiliza ciertas prácticas entre las que se citan las siguientes:

– Aplicación de plaguicidas naturales: Son substancias naturales preparadas a partir de plantas (a los que también se les llama plaguicidas botánicos) u otros productos de origen natural como el orín de vaca o residuos industriales. Sirven para prevenir y controlar aquellos organismos vivos que puedan perjudicar los cultivos agrícolas pero sin dañar a la naturaleza ni al agricultor que los utiliza y tampoco al consumidor, debido a que no dejan residuos en las plantas y por lo general no crea resistencia en las plantas. Asimismo no daña a los insectos benéficos y son más económicos que los plaguicidas químicos.

– Aplicación de plaguicidas biológicos:
Se obtienen a partir de organismos vivos como hongos, virus, bacterias, etc., que parasitan o intoxican a la plaga, pero sin causar daño a los humanos y vertebrados en general, como el Bacillus Thuringiensis que solo elimina a las orugas o yso (larvas de Lepidópteras).
– Control Biológico: es un sistema de protección natural de cultivos, que utiliza a los insectos enemigos naturales de las plagas para controlarlas, pudiendo ser parásitos, predadores, o patógenos.

Parásitos: son los que crecen dentro o sobre los insectos perjudiciales, de los cuales se alimentan ocasionando su muerte.
Predadores: son insectos que comen a otros insectos perjudiciales
Entomopatógenos: son microorganismos (hongos, bacterias y virus) que producen enfermedades a los insectos perjudiciales.

Trampas para insectos: Consiste en aprovechar las reacciones o comportamientos que tienen los insectos, acerca de materiales que expiden olor o tienen algún color específico. Las trampas atraen a los insectos para capturarlos o destruirlos.

FUENTES:
“Manual de Planificación de Fincas Rurales”. Alter Vida. ICCO. GTZ. Cooperación República del Paraguay-República Federal de Alemania;
“Producción Agropecuaria Ecológica”. Alianza de ONG’s. ICCO. FECOPROD. Centro Cooperativo Sueco.
Agroecologia

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *