17 de agosto de 2018 02:52 AM
Imprimir

La apuesta argentina por el mercado Asia-Pacífico

CompartiremailFacebookTwitterLa mayoría de los expertos en comercio internacional evalúan que a la Argentina se le abre una oportunidad comercial extraordinaria en el bloque Asia-Pacífico, devenido hoy en eje de la economía mundial. “Hoy la Argentina produce alimentos para 450 millones de personas y ese número puede aumentar 150% en los próximos años”, destacó al respecto […]

La mayoría de los expertos en comercio internacional evalúan que a la Argentina se le abre una oportunidad comercial extraordinaria en el bloque Asia-Pacífico, devenido hoy en eje de la economía mundial.

“Hoy la Argentina produce alimentos para 450 millones de personas y ese número puede aumentar 150% en los próximos años”, destacó al respecto Alejandro Wagner, director general de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici).

El dato global es que la clase media está creciendo con mucha fuerza en esa parte del mundo. Dentro de veinte años, 2 de cada 3 integrantes de esa clase social mundial vivirán en la región Asia-Pacífico.

China, Japón, Corea, India, Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia, Taipei (Taiwán) y Vietnam, entre otros, han crecido notablemente en las últimas décadas, convirtiéndose en mercados demandantes de alimentos, minerales y energía a gran escala.

Desde que se reactivó la exportación de carne argentina, el país ha vuelto a recuperar mercados en todo el mundo. Pero sobre todo esta mercancía apunta sus cañones al bloque Asia-Pacífico.

Durante el mes de junio la Argentina exportó a China 7.000 toneladas de carne congelada, superando los envíos del año pasado, que estuvieron en las 5.000 toneladas.

En julio pasado, en un comunicado difundido por Cancillería, el Gobierno calificó como “histórica” la apertura del mercado de carnes a Japón.

“Es una noticia muy relevante para el sector de la carne y, en general, para el panorama de las exportaciones argentinas que poco a poco van ganando nuevos mercados”, afirmó el canciller Jorge Faurie.

Así, hace poco partió por vía marítima un contenedor con 10 toneladas de carne con 13 cortes para el mercado japonés. Y varios establecimientos de carne ovina de la Patagonia se encuentran habilitados para exportar cordero patagónico a ese mercado.

Además hay una estrategia en marcha para promover la inserción de empresas argentinas de alimentos listos para estar presentes en las góndolas de los supermercados en toda esta región del mundo, sobre todo de China.

Granos, pescados, frutas, carnes, lácteos, aceites, vinos, son solo algunos de los bienes argentinos que actualmente son muy demandados por los asiáticos, que empiezan a conocer la calidad de la producción argentina.

Marcelo Elizondo, especialista en comercio internacional y director de la Consultora DNI, sostiene que “Argentina tiene en las exportaciones de origen agropecuario su principal potencial, tan es así que el 65% de todo lo que envía al exterior tiene sus raíces en el campo”.

La zona Asia-Pacífico es la que más crece desde el punto de vista demográfico. Por ejemplo, India tiene 1.310 millones de habitantes en la actualidad, y se cree que su población representará el 19% de la población global en 2050, mientras que China (con 1.380 millones de habitantes en la actualidad) tendrá un 18%.

Se trata de mercados que requerirán cada vez más alimentos, algo que puede proporcionar un país como la Argentina a través de su agroindustria, asumiendo el papel de gran supermercado.

Por otro  lado, algunos especialistas sugieren que el país será un gran exportador de servicios al continente asiático en los próximos años. Las empresas locales que exportan servicios basados en el conocimiento -como software y servicios contables, entre otros- son hoy las nuevas estrellas de la exportación argentina.

En efecto, están vendiendo por 6.700 millones de dólares por año, convirtiéndose en el tercer complejo exportador nacional.

Fuente:

Publicidad