13 de julio de 2010 08:13 AM
Imprimir

Negocian desde hoy por carne y soja

La urgencia de solucionar el conflicto con el Gobierno chino por la restricción en la compra de aceite de soja argentino tiene que ver con la posibilidad de concretar una serie de acuerdos comerciales que implican al sector agropecuario como uno de sus principales beneficiarios.

La oportunidad de celebrar un protocolo de apertura de mercado hacia el gigante asiático en materia de carnes es el otro eje que genera expectativas, aunque en los últimos días el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, desaceleró en los últimos días la entrega de permisos de exportación de carnes.La prioridad, que será la puerta para futuros acuerdos en el comercio bilateral, será la reanudación de las exportaciones de aceite de soja hacia China. Éste es uno de los objetivos que Cristina de Kirchner negoció en Pekín, donde arrancará una visita oficial de cinco días, acompañada por una comitiva nacional (ver aparte).Instalada en el hotel Saint Regis, en el centro de Pekín, la Presidente fue recibida por un grupo de más de 50 empresarios, que se preparan para participar de una ronda de negocios organizada por la Cancillería. Hoy se sumará, entre otros, el titular del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA), Dardo Chiesa, para concretar una eventual apertura del mercado de carnes en China, que se negocia desde hace dos años.Giorgi se refirió a este posible convenio, y dijo que existe «expectativa para la apertura del mercado a la carne bovina, la carne aviar y las frutas». Cristina de Kirchner se reunirá mañana con el presidente chino, Hu Jintao, para cerrar los acuerdos bilaterales.La última semana, el ritmo de aprobación de permisos de exportación de carnes se desaceleró, pero de todos modos en el sector productivo reconocen las negociaciones con China como una buena señal. «No sé si se va a exportar, pero el mercado tiene que estar abierto, y esto es lo que se busca», dijo ayer a este diario una fuente de los frigoríficos exportadores.Pero será fundamental para avanzar en las relaciones bilaterales con la República Popular China enmendar el litigio que llevó al país asiático a suspender sus millonarias importaciones de aceite de soja argentino abruptamente en abril pasado.China alegó en la oportunidad que el producto contiene un alto grado de residuos de solvente, pero según fuentes vinculadas a las negociaciones, se busca que la Argentina reduzca los aranceles a algunos productos chinos. El Gobierno acrecentó las medidas antidumping y las licencias no automáticas a fines de 2009, y en abril de este año China resolvió impedir el ingreso de aceite de soja argentino que desató fuertes quejas entre los productores y exportadores. En 2009, las exportaciones de ese producto habían sumado u$s 1.408 millones, y representaron el 76% de las importaciones de China de origen local.Ahora, responsables chinos dieron a entender que el litigio se halla en vías de solución. «Se dice que China reanudará las importaciones de aceites vegetales a partir de julio de 2010», afirmó en una entrevista por correo electrónico con la agencia internacional AFP Jiang Shixue, investigador especializado en temas argentinos de la Academia China de Ciencias Sociales, un órgano académico dependiente del Consejo de Estado (Gobierno).Pero desde el inicio del altercado, China aceleró la compra de granos para fabricar el aceite por sí misma, lo que ahora dificulta las negociaciones.Desde China demostraron que pueden prescindir de la Argentina, y realizaron inusuales compras de aceite de soja, en mayo y junio pasados, a Estados Unidos y en Brasil.La tensión también fue en aumento cuando Cristina de Kirchner suspendió un viaje a Pekín que tenía pautado en enero pasado, en medio de la puja con la oposición por el uso de reservas para pagar la deuda externa

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *