24 de agosto de 2018 03:45 AM
Imprimir

EL CAMPO HABLA . . . .

Semana corta con agenda intensa, a la espera de la revancha de Santa Rosa. • El humor del sector se deterioró en agosto: el tema económico fue excluyente. Aunque también, obviamente, se habló de los escándalos de corrupción.

… que, la semana corta por el feriado del lunes, no impidió la intensidad de la agenda que, especialmente, se centró en el Gobierno tras las medidas que recortaron ingresos a empresas, productores y provincias, vía retenciones y reintegros. En paralelo, las alternativas políticas que siguen generando “los cuadernos de Centeno” compartieron “cartel” provocando movilizaciones masivas tanto en la Capital Federal, como en las principales provincias del país. Pero para el campo, que esperaba la “revancha” de la seca pasada, el esquema ahora mientras espera las lluvias de la tradicional tormenta de Santa Rosa, pasa por definir si se siembra menos o más, y si se hace soja (otra vez golpeada por el freno a la baja de las retenciones), o maíz. Tanto en la reunión que se hizo en Fertilizar con la presencia del especialista estadounidense Fred Below, como en las distintas exposiciones y remates en varias partes del país, las conversaciones versaron sobre lo mismo: la nueva suba del combustible; cuanto va a impactar el freno a las retenciones de la soja sobre el precio a los productores (se dice que alrededor de u$s10 por tonelada); cómo cambia la ecuación económica con la disminución de los reintegros, y si la “desaparición” del Fondo Solidario Sojero a las provincias va a significar, al final, un nuevo incremento impositivo y de tasas municipales, ya que la mayoría de los gobernadores no tiene como compensar esa quita.

… que anoche, por caso, durante el 134 aniversario de la poderosa Bolsa de Comercio de Rosario, todos estos temas eran motivo de los múltiples corrillos, al igual que el stand by de 10 días entre el Gobierno y los exportadores y aceiteros, tras la poco promisoria reunión que mantuvieron ambas partes, con Luis Miguel Etchevehere (ministro de Agroindustria), y el vicejefe de Gobierno, Gustavo Lopetegui.
De hecho, ambas partes jugaron figuras secundarias en el encuentro, lo que podría llevar a pensar que puede haber una segunda instancia, aunque es difícil que justamente Jefatura de Gabinete de marcha atrás con un tema que a varios de ellos “les gusta”. “Si me preguntan si se puede revertir la medida, digo que sí… Sin embargo, no se si lo van a hacer”, comentaba un empresario, que reconoció que los funcionarios no estaban demasiado al tanto de la importancia negociadora (en el comercio internacional) que se le atribuye al diferencial entre el poroto de soja y los subproductos, que ahora desapareció. Tampoco parece que conocían demasiado la composición de los ingresos fiscales, y se quedaron solo con “los números de Dujovne” que, dicen, son muy superiores a los que realmente habrá, tanto por disminución de las áreas de siembra para el 18/19, como por falta de calidad en la producción de este año. Para colmo, los cultivos en los Estados Unidos, siguen en condiciones entre óptimas y muy buenas, en un alto porcentaje, lo que hace prever cotizaciones flojas para los próximos meses.

… que, mientras, el dueño de casa, Alberto Paduán, hacía malabares entre empresarios y funcionarios, además de la gente de la provincia que también reclamaba por los fondos que le quitaron. “Esto no ocurriría si en diciembre de 2015 hubieran borrado directamente las retenciones de la soja también, como hizo Cavallo en 1992”, se quejaba un industrial aludiendo a las dificultades de administrar impuestos variables o diferenciales, y que están imponiendo una gran inestabilidad, ya que siguen estando “a tiro” del humor/necesidades del Ejecutivo, y no del Congreso como fija la Constitución para los impuestos. “Yo sacaría Ministerios, y no reintegros a los sectores que me traen la plata”, apuntaba otro dejando en claro que el humor se deterioró sensiblemente durante este agosto, mucho más cuando se sigue insistiendo con el argumento de ¨evitar la arbitrariedad histórica” a los productores, lo que se hubiera evitado simplemente eliminado los 3 puntos de retención adicional que tiene la soja. Lo concreto es que las reuniones a los más altos niveles de las empresas se multiplican, mientras se evalúa discontinuar ya algunas líneas de trabajo en los grupos más grandes, pero se sabe que las empresas medianas y chicas no tienen esta alternativa, y varias verán muy comprometida su situación.

… que, también en el sector cooperativo de Coninagro que está preparando su primer congreso internacional de cooperativismo agroindustrial, justo para el 11 de septiembre, aunque con moderación, los reclamos no se hicieron esperar, en buena medida, porque las medidas golpean especialmente a todas las economías provinciales, y más aún cuando la agregación de valor, proceso y mano de obra es mayor. Pero, aunque el tema económico es excluyente, también la situación política y la conmoción generada por los escándalos mereció algunas definiciones de parte de las entidades del campo. Pero, la más contundente fue la de La Rural, ya que su titular, Daniel Pelegrina, tras afirmar  en la expo de Corrientes que, “invertir en ganadería, en agroindustria, en el Campo, es invertir en el futuro…”, enfatizó refiriéndose directamente a los escándalos de corrupción que “esto debe ser un punto de inflexión para nuestro país, que debe marcar un antes y un después sobre las cosas que nuestra sociedad está dispuesta a tolerar. Es el momento de iniciar la construcción de un nuevo proyecto de país, con mayor madurez, mayor responsabilidad cívica y sobre todo mayor rectitud ética”, señaló Pelegrina

Fuente:

Publicidad