25 de agosto de 2018 10:33 AM
Imprimir

Bolsa de Comercio de Rosario estima ingreso de u$s 25.000 millones por exportaciones del campo

Lo dijo el titular de la entidad, Alberto Padoán. Aunque reiteró sus críticas al freno de la baja de retenciones, anticipó que se podrían superar las 130 millones de toneladas de producción de soja.

El presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoán, advirtió que la decisión del Gobierno de suspender por seis meses la baja de retenciones a derivados de la soja, “agravará el déficit comercial” de la Argentina.

“Esta medida fiscal causa gran preocupación por los efectos que su implementación provocará en la cadena de comercialización de la oleaginosa. No contempla aspectos básicos del proceso de ventas al exterior de granos y productos agroindustriales, como los aceites y harinas proteicas, que representan, aproximadamente, un tercio del total de las exportaciones argentinas”, sentenció el dirigente.

Durante la celebración del 134° aniversario de la entidad que preside, Padoán enfatizó que “el castigo al principal complejo exportador de la economía nacional no sólo no beneficiará a nadie, sino que agravará el déficit comercial, limitará la principal fuente de obtención de divisas y potenciará la vulnerabilidad de la macroeconomía argentina”.

El empresario santafesino Alberto Padoán encabezó la ceremonia por los 134 años de la la Bolsa de Comercio rosarina.

Sin embargo, a pesar de las críticas, el directivo comentó que según estimaciones de la Bolsa rosarina, “en el próximo ciclo podríamos superar las 130 millones de toneladas de producción (de soja) lo que implicaría un incremento del 30% respecto de la campaña precedente, y un ingreso de divisas por exportación de más de 25.000 millones de dólares”.

Respecto a cuestiones de corto plazo, Padoán aseguró que “la industria de biodiesel -que genera alrededor de 2.000 puestos de trabajos directos y unos 4.000 puestos indirectos- viene soportando la pérdida de todos sus mercados externos por la injusta aplicación de aranceles y prácticas proteccionistas, que distorsionan la competitividad del sector y de la cadena sojera en su conjunto”.

Fuente:

Publicidad