13 de julio de 2010 20:07 PM
Imprimir

China mantendrá el bloqueo a la soja y Cristina se ataja

Fuentes que integran la comitiva argentina en el país asiático aseguraron a LPO que hasta que el Gobierno no levante las medidas anti-dumping aplicadas a productos chinos, se mantendrá el bloqueo a las compras de aceite de soja. La Presidenta empezó a cubrirse afirmando que "hay que desojizar la relación". Los chinos siguen molestos por la violación argentina a un tratado de libre comercio firmado en 2004 por Néstor Kirchner. Cómo influye la retirada china y la aparición de nuevos jugadores en el mercado de soja.

No todas las noticias que llegan al país provenientes de China son positivas para la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y por ende, para la Argentina en su conjunto, tal como lo informan algunos medios de comunicación.

Una fuente confiable que integra la comitiva nacional dijo hoy a La Política Online que durante las últimas horas se le comunicó a Cristina que el país asiático mantendrá el bloqueo al aceite de soja, lo que significaría un duro revés económico para el Gobierno.

“Los encargados de llevar adelante las negociaciones por las compras de soja de China a la Argentina están muy molestos con nuestro país por las medidas anti-dumping que tomamos últimamente”, disparó la fuente consultada desde China.

“La realidad es que todos vemos muy difícil que se levante el bloqueo porque en el Gobierno están convencidos de que se deben mantener las medidas de proteccionismo industrial que tanto molestan y afectan a los chinos”, agregó la fuente.

En tanto, especialistas del sector agropecuario explicaron esta tarde a LPO que el problema comercial reside básicamente en que los chinos consideran que la Argentina violó el Memorándum de Entendimiento sobre la Cooperación en el Comercio y la Inversión firmado el 17 de noviembre de 2004.

En ese documento, firmado por el presidente chino Hu Jintao y el entonces presidente argentino Néstor Kirchner y el canciller Rafael Bielsa, nuestro país se comprometió a reconocer oficialmente el estatus de China como una economía de mercado.

El Memorándum establece además el compromiso de ambas naciones parar emprender una activa cooperación en infraestructura, vivienda, energía, agro, industrias básicas, educación, ciencia y tecnología, en otros aspectos.

“La violación de este tratado fue considerado como un golpe letal para los funcionarios de China, y hasta que no se levanten las restricciones argentinas al ingreso de productos de origen chino, ellos seguirán con el bloqueo a la soja argentina”, señaló un analista.

Casi como si fuera una muerte anunciada, Cristina Kirchner ya comenzó a cubrirse por el tema de la soja. “Hay que desojizar la relación con China”, dijo la presidenta intentando relativizar los serios inconvenientes que tendrá la Argentina para seguir exportando el producto a ese país asiático sino revierte las medidas anti-dumping.

Según la jefa de Estado, “se necesita un vínculo comercial diferente con China y por esa razón si tenemos una relación sólo por la soja estaríamos en problemas, porque no se trataría de una relación estratégica” (que representan una pérdida de US$ 2000 millones anuales).

Nuevos actores

Mientras tanto, con la salida de China del mercado de aceite de soja argentino (pérdida que representa para el país alrededor de u$s 2000 millones por año), India se convirtió en el principal comprador del producto del mundo para la Argentina.

En la actualidad las compras de India representan un 44 por ciento de participación en las exportaciones totales del país, según indicó informe de la consultora Abeceb (se vendieron unos u$s 600 millones entre abril y mayo de este año).

En tanto que Bangladesh, Irán y Perú también aumentaron notablemente las compras de aceite de soja al ver la retirada de China del mercado argentino, que comenzó a abastecerse del producto en países como Brasil y Estados Unidos.

“La aparición de naciones subdesarrolladas no es positivo para nuestro país porque la capacidad de pago y abastecimiento siempre es mucho menor a la que pueden tener grandes potencias como China”, explicó el especialista a este medio

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *