28 de agosto de 2018 02:13 AM
Imprimir

Alerta de salud por posible contaminación por salmonella

Una posible contaminación por salmonella ha llevado al Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de EE.UU a emitir una alerta de salud sobre los productos de pollo crudo de la marca Empire Kosher.

NUEVA YORK — Una posible contaminación por salmonela ha llevado al Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de EE.UU a emitir una alerta de salud sobre los productos de pollo crudo de la marca Empire Kosher.

Una serie de enfermedades relacionadas con la salmonela en los estados del noreste y medio del Atlántico vincularon el grupo de enfermos a los productos de pollo crudo de la marca Empire Kosher, según el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (o FSIS por sus siglas en inglés).

Los productos de pollo crudo, que pueden incluir pollo entero crudo y partes de pollo crudo, supuestamente fueron producidos y vendidos a los consumidores desde septiembre de 2017 hasta junio de 2018.

Alrededor de la mitad de los afectados han sido hospitalizados con fechas de inicio de la enfermedad que van desde septiembre de 2017 hasta junio de 2018.

Comer alimentos contaminados con salmonela puede causar salmonelosis, una de las enfermedades bacterianas más comunes transmitidas por los alimentos, según el FSIS.

Los síntomas más comunes de la salmonelosis son diarrea, dolores abdominales y fiebre dentro de 12 a 72 horas después de comer el producto contaminado, según el FSIS.

Los funcionarios destacaron que la enfermedad generalmente dura de 4 a 7 días.

Aunque la mayoría de las personas se recuperan sin tratamiento, otras sufren gravemente de diarrea y por lo tanto es necesario hospitalizarlas.

Además, dice el FSIS, los adultos mayores, los bebés y las personas con sistemas inmunológicos debilitados tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave; sin embargo, cualquier persona que esté preocupada de haber sido contaminado debe comunicarse con su médico.

El FSIS también insta a los consumidores que compraron estos productos a que los preparen y cocinen adecuadamente, preparándolos de manera segura, independientemente de que estén frescos o congelados, y que solo coman productos de pollo que hayan sido cocinados a una temperatura de 165° F (o unos 73.3° C).

Los consumidores deben tomar las precauciones adecuadas cuando manipulen productos crudos de pollo al igual que aves de corral, carne y huevos crudos, según el FSIS.

Los funcionarios de salud también dicen que este paso puede reducir el riesgo de contaminación bacteriana cruzada con otros alimentos y superficies de la cocina. Además, es necesario lavar mesas y fregaderos con jabón y agua caliente.

Los consumidores pueden contactar a un especialista de Empire Kosher al 1-877-627-2803 con cualquier pregunta.

Fuente:

Publicidad