28 de agosto de 2018 11:38 AM
Imprimir

Más controles (sanitarios y de evasión) en la cadena agrícola

CompartiremailFacebookTwitterLa Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) pusieron en marcha el Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTV-e), con el cual profundizarán controles sanitarios y de evasión fiscal en la primera etapa de la cadena de producción agrícola. El documento unifica al DTV del Senasa que […]

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) pusieron en marcha el Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTV-e), con el cual profundizarán controles sanitarios y de evasión fiscal en la primera etapa de la cadena de producción agrícola. El documento unifica al DTV del Senasa que funciona desde 2016, con el Remito RG 1415 de la AFIP.

En la primera etapa el sector frutihortícola comenzará a usarlo, empezando por lo que se denominan hortalizas “pesadas”, como papas, batatas, zapallos. Al final se incorporarán los vegetales de hoja verde. Desde el punto de vista fiscal, la AFIP busca tener un control de trazabilidad de los productos en toda la cadena. La idea es seguir las cantidades desde que sale del campo hasta que terminan en los comercios minoristas.

La medida alcanza al tránsito de todo producto, subproducto y derivado de origen vegetal, nacional e importado, desde el lugar de origen hasta su arribo a los mercados mayoristas.

Todo producto vegetal que no cumpla con los requerimientos, tanto fitosanitarios como tributarios, no será autorizado a ser trasladado por el sistema.

El nuevo sistema fue presentado durante una conferencia de prensa en la que estuvieron el ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, el administrador Federal de Ingreso Públicos, Leandro Cuccioli, y el titular del SENASA, Ricardo Negri.

Cuccioli enfatizó que “la medida busca establecer un nuevo esquema de fiscalización cuyo eje es la trazabilidad, es decir, unir cada eslabón de la cadena y que el consumidor lo pueda saber. Cuanta más trazabilidad tenemos de un proceso, más se facilita el cumplimiento”.

Por su parte, el titular del Senasa señaló que “es clave comprender que detrás de un ticket hay un cadena en blanco y un alimento más confiable”.

En tanto que Etchevehere agregó que “a través de esta medida avanzamos en mayor transparencia de la agroindustria a la vez que simplificamos los trámites para los productores”.

En una segunda etapa, la estrategia de control estará orientada a los sectores avícola y harinero antes de que finalice el año y, para 2019, del yerbatero, lácteo y pesquero.

En este aspecto en la AFIP destacaron los “buenos resultados que se lograron en la cadena de carnes bovinas y porcinas por el seguimiento de los animales a través del documento de tránsito electrónico (DT-e) del Senasa referente a su traslado desde el campo al frigorífico”.

Fuente:

Publicidad