14 de julio de 2010 04:26 AM
Imprimir

Los directivos de Pampa Natural trazaron un panorama desalentador

La reunión que tuvo lugar ayer en la dirección de Relaciones Laborales no aportó soluciones para los trabajadores del frigorífico Pampa Natural. Mientras que los empresarios, en diálogo con la prensa, dejaron más dudas que certezas sobre el futuro de la planta y sus trabajadores.

Se proponen más despidos y el pago en cuotas de lo adeudado. Los trabajadores rechazaron la propuesta y continuarán frente a la planta, hasta el próximo 22 de junio, donde se volverán a reunir.
En el encuentro que tuvo lugar ayer por la mañana, los empresarios propusieron pagar una parte de los sueldos adeudados, sin adelantar montos, el próximo jueves. También adelantaron la posibilidad de despedir a 40 personas más.
“Estamos dispuestos a cualquier cosa, porque se nos quemaron los papeles”, así de contundente fue Raúl Fosatti, uno de los directivos de la planta frigorífica radicada en Speluzzi. Mientras que su hermano, Martín Fosatti, explicó que “la planta no tiene trabajo, no tiene exportación, no tiene usuarios, hoy no tenemos ningún tipo de ingresos. La planta está parada y los ingresos son aportes de capital propio”, aseguró.
Los directivos, que representan a la parte de productores asociados a la firma, aclararon que la compleja situación “no son disputas entre nosotros -por empresarios y trabajadores- sino problemas que hay que arreglar a nivel país y provincial”.
Recordaron que “hicimos una planta donde se aportó mucho dinero, alrededor de 35 millones de pesos, invertimos en nuestra provincia para trabajar y no para tener conflictos con la gente”. Y destacaron que al momento de iniciar el proyecto “pudimos imaginar cualquier escenario, nunca éste que tenemos hoy”. Y aseguraron que “no es idea de los empresarios cerrar la planta”.
Sobre las trabas concretas que debieron afrontar, los directivos señalaron que “desde que empezamos con el proyecto estuvimos ocho meses sin matrícula. Una vez que nos dieron la matrícula, no teníamos la habilitación para exportar y después, los problemas con los ROE. La verdad es que desde que abrió Pampa Natural se pudo exportar muy poco”, afirmaron.

Abaratar costos

Por su parte, la asesora legal de la firma, Susana Geminiani, explicó que “iniciamos un procedimiento preventivo en crisis, justamente para tratar de abaratar costos para la empresa que está prácticamente sin faenamiento. Una planta que está con un nivel de 137 empleados, y no tiene faena, implica un costo económico demasiado alto para los empresarios”, reafirmó.
Martín Fosatti también reconoció que la relación entre los socios no es óptima. “Es muy difícil, cada vez que le decimos que tienen que poner más plata, y nunca recibieron nada, muy contentos no están. Nunca hubo noticias positivas, lamentablemente estamos muy desgastados”, admitió. Y confirmó que buscan nuevos socios, aunque el contexto no ayuda.

Subsidio de $ 500

El delegado gremial Mariano Stefanelli confirmó ayer por la tarde que rechazaron las propuestas de los empresarios porque “no nos dan ningún tipo de solución”. Y confirmó que seguirán frente a la planta hasta que se destrabe el conflicto. Mientras advirtió sobre la posibilidad de nuevos despidos que “si no volvemos todos a trabajar, no va entrar nadie a la planta”.
Por otra parte, confirmó que los trabajadores piquenses ya recibieron subsidios de 500 pesos cada uno, por parte de la Municipalidad, mientras que también se les acercaron bolsas de mercadería. Lo mismo ocurrió con tres operarios radicados en Dorila, mientras esperan la misma respuesta de las autoridades de Speluzzi, donde viven veinte trabajadores. También CORPICO colaboró con la postergación de pagos en las facturas de luz.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *