15 de julio de 2010 10:10 AM
Imprimir

Cristina minimiza conflicto por aceite de soja y gasta u$s 15.000 millones en trenes

Las inversiones chinas por más de u$s 20.000 millones prometidas por el entonces presidente Néstor Kirchner, en ocasión de una visita del mandatario chino Hu Jintao al país, se transformaron seis años más tarde en una gigantesca compra de material ferroviario a ese país por parte del Estado Nacional, por casi u$s 15.000 millones, que será financiada por bancos chinos. Por otro lado, la visita de la presidenta Cristina Fernández a China no sirvió hasta el momento para destrabar la decisión de ese país de frenar las compras de aceite de soja argentino.

Los gobiernos argentino y chino firmaron en Beijing varios convenios ferroviarios, por un total de u$s 14.434 millones, según se desprende de la información oficial. La firma de los convenios fue encabezada por el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.

El más importante consiste en un acuerdo para rehabilitar el Belgrano Cargas, a cambio de u$s 10.000 millones. Se trata de una inversión en tres etapas. La primera, estimada en cuatro años, consiste en la rehabilitación de dos ramales y la renovación de 1.500 kilómetros de trocha métrica, a cambio de u$s 2.500 millones, para cubrir el tamo comprendido entre la estación Timbúes de Rosario, Santa Fe, hasta Avia Terai, en Chaco.

La inversión será financiada en un 85% por el Banco de Desarrollo de China y el resto, por el Estado, informó el portal oficial de noticias Prensa Argentina.

Además, el Ejecutivo firmó acuerdos para “la recuperación” del ferrocarril San Martín y la electrificación de la línea Roca. Para el primero continuará con el desembolso de casi u$s 134 millones, que serán financiados en un 85% por el Eximbank.

Invertirá otros u$s 1.850 millones “para la electrificación y modernización integral” del Belgrano Norte y otros u$s 1.800 para “la construcción de cuatro líneas de subterráneos” en la ciudad de Córdoba.

El Gobierno también continuará con la compra de 279 coches de pasajeros para los subtes de la Ciudad de Buenos Aires, por u$s 650 millones, financiados en un 85% por el banco Citic.

Ventas estancadas

Por otro lado, el Gobierno no logró avanzar en la normalización de las compras chinas de aceite de soja, que totalizaron el año pasado u$a 1.400 millones. China frenó la importación de ese producto el primero de abril.

Ayer, la presidenta Cristina Fernández viajó de Beijing a Shangai. En diálogo con periodistas, dijo que la visita, hasta el momento, “ha sido más que buena, muy muy buena, los resultados son excelentes”. En su opinión, “los acuerdos firmados con China muestran que las cosas van muy, pero muy bien para nosotros y para ellos”.

El embajador argentino en ese país, César Mayoral relativizó la falta de avances en el diferendo por el aceite de soja. “Lo de la soja se va a solucionar porque ellos lo necesitan”, dijo. “El argumento que dan los chinos para dejar de comprar aceite es que vinieron 24 lotes con más cantidad de solvente de lo que dicen las normas sanitarias chinas. Lo de la soja se va a solucionar porque ellos lo necesitan”, agregó.

Y el ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, agregó: “La Argentina no puede seguir exportando a China sólo cuatro productos sin valor agregado o con casi nulo valor agregado, sería bueno exportar también trabajo argentino”. Timerman calificó la visita presidencial como “una de las más exitosas” que haya tenido la jefa de Estado.

Cristina finalizará hoy la visita oficial al reunirse en Shangai con líderes de las principales empresas del sector privado chino.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *