15 de julio de 2010 10:14 AM
Imprimir

El Gobierno busca quedarse con el control del Renatre

Según el secretario general de la Unión de Trabajadores y Estibadores Rurales (Uatre), Gerónimo Venegas, y las entidades rurales, el Gobierno quiere quedarse con el control del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Estibadores (Renatre), a través de un proyecto de reforma del régimen de trabajo rural que se presentó en junio pasado.

"El proyecto del Gobierno es una propuesta malintencionada que quiere desmembrar al Renatre y quedarse con su control y sus fondos, dejando afuera a nuestro sindicato y a las entidades rurales", dijo Venegas.

El Renatre, ente en el que se registra a los trabajadores rurales y se administran los aportes al fondo de desempleo que hacen los empleadores del sector agropecuario, recauda entre 3 y 5 millones de pesos mensuales. Si se aprobara la modificación del régimen del peón que impulsa la Casa Rosada, el organismo y sus fondos pasarían a manos del Gobierno.

El trabajo agrario está regulado por la ley 22.248, de 1980. A partir de la conformación de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, en la que participan el Gobierno, las entidades rurales y el sindicato, en los últimos años se logró impulsar una serie de reformas para el sector. Por otro lado, en el último año, las entidades y el sindicato trabajaron en un consenso de reforma del régimen que regula el trabajo rural.

El proyecto del Gobierno, según explicó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, busca entre otras cosas fijar la jornada de 8 horas y propone que las remuneraciones del campo no sean inferiores al salario mínimo que rige para el resto de la economía. "Queremos avanzar en la eliminación de la precariedad y desprotección de los empleados rurales", dijo Tomada en la presentación.

El punto de conflicto entre el oficialismo y Venegas y las entidades es que estos últimos dicen que las reformas propuestas por el oficialismo ya se aplican desde hace tiempo, a partir de resoluciones de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA). "Hablan de la jornada de ocho horas como si aún existiera el trabajo de sol a sol, y en el sector agropecuario la jornada de ocho horas rige desde hace años. En cuanto a la remuneración mínima, estamos en un promedio de $ 1700, cuando el salario mínimo es de 1500", dijo Venegas. "El Gobierno nos castiga porque hemos sido críticos siempre", agregó el gremialista, aliado del ex presidente Eduardo Duhalde.

"Si el proyecto mejorase el régimen de trabajo rural, estaría bien, pero no mejora nada y tiene falencias muy serias", dijo Abel Guerrieri, representante de la Sociedad Rural en el Renatre. "Se proponen cosas absurdas, como que si se tiene un empleado en un campo que tiene que hacer un recorrido de más de tres kilómetros en el campo, debe tener un vehículo. Además, es ridículo que se estatice un ente como el Renatre, que siempre es puesto de ejemplo en las organizaciones internacionales", acotó Guerrieri.

El presidente de la CNTA, Alvaro Ruiz, desestimó las críticas. "El proyecto del Gobierno supone un avance sensible en la cobertura del trabajador rural, uno de los gremios más desprotegidos y expuestos a la precariedad laboral", dijo a LA NACION el funcionario del Ministerio de Trabajo.

"Se dice que la jornada de trabajo es de ocho horas, pero la ley actual no fija un límite preciso y se presta a abusos. Por otro lado, nuestro proyecto protege a los trabajadores no permanentes del sector, que son los dos tercios de la masa de trabajadores rurales y hoy son los más afectados por situaciones de precariedad y trabajo infantil, entre otras cosas", dijo Ruiz.

"Lo más notable es que las mismas entidades que critican el proyecto, como la Rural, son las primeras que se oponen y cuestionan en los tribunales las resoluciones de la CNTA", dijo Ruiz .

Según el funcionario, el sector tiene un estimado de 63% de trabajadores en negro, pero hay provincias donde este número asciende al 87 por ciento. PIDEN RETENCIONES DIFERENCIADAS

* Hoy, a las 15, la Federación Agraria Argentina (FAA) hará una presentación bajo el lema "Por políticas públicas diferenciadas para pequeños y medianos productores", mediante la cual busca fijar su posición sobre las retenciones. "No se puede tratar igual a los que son estructuralmente diferentes. Mientras algunos buscan favorecer a los sectores más concentrados, nosotros creemos que la única manera de diferenciar seriamente a los pequeños y medianos productores es segmentar y definir claramente políticas públicas diferenciadas", señaló Julio Currás, vicepresidente de FAA.

DIXIT

Como Gobierno, estamos decididos a avanzar en el objetivo de la eliminación de la precariedad y desprotección que sufren actualmente los trabajadores del sector rural. Carlos Tomada. Ministro de Trabajo.

"Hablan de la jornada de ocho horas como si aún existiera el trabajo de sol a sol, y eso no existe hace años. Y nuestro sector paga una remuneración mayor que el salario mínimo". Gerónimo Venegas. Secretario de la UATRE.

"Si el proyecto mejorase el régimen de trabajo rural, estaría bien, pero este proyecto no mejora nada y tiene falencias que muestran que fue hecho desde el desconocimiento del sector". Abel Guerrieri. Directivo de la SRA

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *