15 de julio de 2010 10:29 AM
Imprimir

Frigoríficos señalan cuatro causas básicas de la crisis

Son varios los frigoríficos pampeanos que han debido solicitar el Procedimiento Preventivo de Crisis, contemplado por la Ley Nacional de Empleo, que fija este instrumento toda vez que se producen suspensiones o despidos de empleados en un porcentaje superior al 15 por ciento, cuando las plantas cuentan con menos de 400 trabajadores.

El argumento común para ajustarse a este procedimiento (y obtener medidas que ayuden a paliar el momento), es "la gravísima crisis que atraviesa el sector desde hace varios años", como se expresa en una solicitud en trámite en la Subsecretaría de Trabajo.
Las causas de la crisis son adjudicadas "a numerosas circunstancias que fueron imposibles de prever y de evitar" y en el enunciado de problemas, se cita a la "gran sequía" que azotó a gran parte de nuestro país y varios departamentos de La Pampa declarados en emergencia o desastre agropecuario.

Caída del consumo y la oferta.
"La merma pronunciada de la oferta de hacienda en pie, consecuencia de la liquidación de stock ganadero, circunstancia que ha determinado un aumento apreciable de los valores de kilo vivo y mayores costos de flete como consecuencia de la necesidad de adquirir la misma en zonas alejadas", exponen los empresarios frigoríficos.
Otro tema gravitante en la crisis, de acuerdo a los empresarios, es el "pronunciado descenso del consumo per cápita de carne vacuna, como consecuencia del aumento del kilo en mostrador, sin perjuicio de que el aumento registrado en el kilo vivo no ha sido trasladado en su magnitud al del consumidor final dada la retracción pronunciada de la demanda".
También incide en este panorama crítico "el aumento de precios de insumos tales como combustible, material de empaque, energía eléctrica, etcétera, y, principalmente, el incremento de los valores de la hacienda en pie, lo cual ha generado un aumento sustancial de los costos de producción".
A ello debe sumarse, según la visión empresarial, el "incremento de los salarios de los trabajadores mediante acuerdos alcanzados en paritarias nacionales" y a que "los frigoríficos exportadores subvencionados por políticas nacionales obligan a la venta cortes de convenio con cadenas de supermercados a cambio de permisos de exportación, provocando una disminución sustancial de consumo en carnicerías".

Caída del consumo.
Los industriales frigoríficos señalan al año 2006 como el del inicio de la liquidación de vientres, registrándose entre 2008 y 2009 una reducción de 3,15 millones de cabezas de ganado, quedando en 54,4 millones, según datos del Senasa.
El consumo de carne per cápita anual descendió de 73 a 59 kilos, baja que la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes explica por la "fuerte caída del stock ganadero provocada por la sequía, pero también por el pase de muchos ganaderos a la agricultura, lo que provocó la falta de oferta y el aumento del precio del ganado en pie".
En febrero de este año, el consumo de carne "cayó por el aumento de precios que tuvo un incremento aproximado del 45 por ciento, desde comienzos de diciembre".
En el diagnóstico empresario, al momento de solicitar el Procedimiento Preventivo de Crisis, se señala que la Secretaría de Comercio Interior "comenzará a aplicar nuevamente una política de "precios sugeridos", en los cortes de novillo gordo. El asado deberá figurar a 10,5 pesos el kilo (hoy oscila entre los 26 y 28 pesos, según el feed lot con el que se trabaje), el vacío deberá costar 12,65 pesos el kilo, el bife ancho rondará los 12 pesos, la bola de lomo se debería ubicar en los 14,6 pesos y el matambre en los 13 pesos".
En el caso de los frigoríficos pampeanos, esta decisión del gobierno nacional "resulta más crítica" por desenvolverse la actividad en una de las zonas más castigada por la sequía durante los años 2005 a 2009.
Esto implicó una "considerable baja" de faena, acompañada por un fuerte incremento de los precios de hacienda en pie, la cual, dado el escasísimo stock que permanece en la zona, debe ser provista por productores alejados, hecho no menos determinante para la crisis dado el aumento considerable del precio de los combustibles.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *