15 de julio de 2010 22:12 PM
Imprimir

Disputa por cupo de carne de la UE

Una fuerte disputa mantienen empresarios cárnicos y ganaderos centroamericanos, incluida Panamá, por la repartición de la cuota de 9,500 toneladas de carne que otorgó para el istmo la Unión Europea, dentro del pilar comercial del Acuerdo de Asociación entre ambas regiones suscrito en mayo pasado..

Las diferencias entre el sector radican en que Nicaragua rechaza que el cupo de 9,500 toneladas de carne sea dividida en partes iguales entre los seis países firmantes del Acuerdo, al considerar que Nicaragua es el mayor productor y exportador de carne a nivel regional. El directivo de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan), Ronald Blandón, afirmó que desde junio pasado la Federación Centroamericana del Sector Cárnico viene trabajando para definir la cuota que le corresponderá a cada país, sin obtener hasta la fecha resultados positivos. En Guatemala, durante una reunión entre los empresarios del sector cárnico del istmo, se propuso que a cada país se le adjudicaran 1,583 toneladas de carne, pero eso no fue ratificado. ”La propuesta de Nicaragua es que se debería poner toda la cuota (9,500 toneladas) a disposición de toda la región y podamos acudir a ella dependiendo de primero en tiempo, primero en derecho”, afirmó. A nivel de Centroamérica, El Salvador y Guatemala son las naciones que importan la mayor parte de los productos cárnicos para el consumo interno, porque su producción es casi nula. Blandón rechazó la iniciativa de algunos países de vender su cuota a Costa Rica, al afirmar que se debe evitar “prostituir” el cupo que la Unión Europea le otorgó a la región. El presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina, Onel Pérez, recordó que Nicaragua exporta el 70 por ciento del volumen de carne que exporta en su conjunto el istmo. El empresario recordó que la UE paga el doble de lo que paga Estados Unidos por cada tonelada de carne. Pérez y Blandón viajarán hoy a Honduras para discutir, con el resto de empresarios centroamericanos, los mecanismos de distribución de la cuota de carne aprobada por la UE a la región. Alfredo Marín, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), calificó como “absurdo” que a El Salvador y Guatemala se les asignen cuotas “donde ni siquiera tienen mataderos”. Afirmó que a Nicaragua le tocaría el 85 por ciento y a Costa Rica el otro 15 por ciento de la cuota. “Nos beneficia a los nicaragüenses, pues sí, pero es porque nosotros somos el país productor y exportador de carne de la región”, dijo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *