16 de julio de 2010 06:51 AM
Imprimir

Uruguay  –  La semana próxima analizarán medidas que aseguren estabilidad de los precios

La reunión que estaba prevista para este martes entre el Ministerio de Economía y Finanzas, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y la industria frigorífica y carniceros, para analizar e intercambiar puntos de vista sobre la suba de la carne y evaluar medidas que aseguren estabilidad en los precios, se pospuso para la próxima semana. Los frigoríficos descartaron la posibilidad de incluir más cortes y menudencias en el acuerdo signado con gobierno y carniceros ante la suba de precios de la carne.

En las últimas semanas la carne subió 16%, trasladando el aumento que está teniendo el precio del ganado en estos meses de invierno, cuando la oferta -normalmente- disminuye.
A instancias del presidente de la República, José Mujica, el Instituto Nacional de Carnes (INAC) promovió un acuerdo entre carniceros e industriales -que abastecen preferentemente a Montevideo y al Sur del país–, a través del cual se volcarán al abasto peceto (para venderse a $ 115), mondongo ($ 65), falda común ($ 35), falda parrillera ($ 45), asado cuatro costillas sin pulpón ($ 50) y riñones ($ 25).
Desde la industria frigorífica descartaron la posibilidad de extender –al menos por el momento–, el acuerdo a otros cortes y menudencias. Aun así las gremiales de carniceros mantienen contactos por separado con varios frigoríficos brasileños de Rio Grande do Sul, sondeando precios para ver la posibilidad de importar carne vacuna, si los valores siguen subiendo y pese al acuerdo que lograron con industriales.
“La carne está un 10% por arriba de los valores del año pasado, no es tan disparatado el precio actual”, aseguró a El País el presidente de la Unión de Vendedores de Carne, Hebert Falero. Según dijo el comerciante, el problema radica en que “el precio se actualizó de golpe y la gente lo sintió mucho”.
Los carniceros tienen la visión de que, buena parte de la carne roja, si los precios se disparan por el invierno, pueda ser sustituida por cortes de ave y de cerdo. “El pollo está muy accesible, vale entre $ 40 y $ 50 el kilo y es una buena fuente de proteína”, señaló Falero.
Representantes de los supermercados de la capital sostienen que la medida es “para el anuncio”, ya que se trata de cortes que son “excedentes de exportación que no tienen demanda” o que inciden en el Índice de Precios al Consumo como el peceto.Ambiente
Por su parte, el vicepresidente del INAC, Fernando Pérez Abella, aseguró que existe ambiente para mantener el acuerdo. Consideró que el consenso logrado “es un parche para salir del problema”, pero a largo plazo “habrá que comenzar a sustituir dentro del abasto carne roja por ave y cerdo, porque habrá una muy buena exportación de cortes bovinos”.
La suba de la carne vuelve a ser noticia porque hay una demanda sostenida en el mercado interno por el aumento del poder adquisitivo, una fuerte exportación y una baja en la oferta de ganado preparado que hace subir los valores.
Según Pérez Abella, hoy la importación de cortes bovinos desde Brasil “no corre porque los valores no sirven”, ya que están prácticamente a la par y a eso hay que sumarle los costos de importación, por lo que la carne brasileña quedaría más cara. La medida se había implementado en 2004 y 2005

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *