17 de julio de 2010 08:55 AM
Imprimir

Aseguran que China mantendrá el bloqueo al aceite de soja por una actitud hostil de la Argentina

Así lo indicó el analista internacional Jorge Castro. "Mientras la Argentina queda distanciada, China sigue profundizando relaciones comerciales con el resto de los países de Sudamérica", apuntó

El gobierno chino considera que por parte de la Argentina existe no sólo una diferencia de carácter comercial, sino una actitud hostil (hacia la nación asiática)”. Así lo indicó hoy el analista internacional Jorge Castro en referencia al bloqueo chino aplicado desde abril de este año a las exportaciones argentinas de aceite de soja.
 
“La relación que establece China (con la Argentina) es de carácter estratégico: se trata de cuestiones políticas con vínculos a largo plazo”, indicó Castro, para luego mencionar que “en este contexto, claramente está en marcha una represalia del gobierno del país asiático”.

Esta semana la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó a China para firmar diversos acuerdos comerciales y, entre otros aspectos, intentar resolver el conflicto existente en torno a las exportaciones argentinas de aceite de soja.

Sin embargo, la comitiva argentina no logró resultados satisfactorios en lo que hace al bloqueo chino, dado que las autoridades de la nación asiática pretenden que nuestro país elimine las numerosas medidas anti-dumping orientadas a restringir el ingreso al mercado local de diversos productos de origen chino ( un listado completo de tales medidas puede verse aquí).

“La actitud hostil argentina es la razón por la cuál no se ha llegado a un acuerdo en este viaje (presidencial)”, explicó el analista internacional en una entrevista realizada por Infocampo Radio (AM 950). “China es el mayor mercado para las exportaciones agroalimentarias argentinas”, recordó Castro.

No es la primera vez que un grupo de funcionarios argentinos viaja a China para resolver este asunto (que ya lleva tres meses y medio). A principios de junio pasado una delegación argentina visitó la nación asiática, aunque también regresaron con las manos vacías.

“El poder político vigente en la Argentina en los últimos siete años toma decisiones de comercio internacional subordinadas a las necesidades de la política doméstica; por este motivo nuestro país tiene una situación de conflicto con sus tres mercados más importantes: Brasil, Unión Europea (UE-27) y China”, explicó Castro.

“La Argentina queda muy distanciada de China, mientras que la nación asiática a su vez profundiza las relaciones comerciales con el resto de los países de Sudamérica”, explicó. China tiene acuerdos de libre comercio con Chile y Perú. "Sin la soja la presencia de la Argentina en el mercado chino queda completamente circunscripta a un papel secundario", afirmó.

En junio pasado se profundizó el perjuicio registrado por las exportaciones argentinas de aceite de soja a partir del bloqueo comercial aplicado desde abril por China.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *