18 de julio de 2010 00:04 AM
Imprimir

Subirá precio de la carne por cierre de rastro en Mejicanos

Los vendedores del producto dicen que al trasladarse a otros mataderos aumenta el costo

La carne de res y cerdo podría incrementar su precio en Mejicanos, luego que el rastro municipal fue clausurado por el alcalde, Blandino Nerio, según varios comerciantes del mercado local. "Aquí teníamos a la mano el matadero. Hoy, los empresarios tienen que ir más lejos, gastar el doble de gasolina y, por ende, subirle a los productos, a todo", aseguró Jemy Cuestas, quien tiene más de 25 años de comerciar con embutidos y carne. Debido a ello, Cuestas teme que las ventas se vean reducidas para quienes comercializan la carne. Además, explicó que para mantener a flote el negocio, la mayoría de comerciantes está utilizando los servicios que brindan rastros como el de Apopa, Quezaltepeque y Aguilares. "Lo único malo es que siempre hay problema con los rastros ajenos, porque uno no puede llevar a su propio trabajador (matarife), sino que tiene que ser asignado ahí mismo, en el matadero", indicó Cuestas. Alicia Huezo, quien vende verduras, manifestó su apoyo a los matarifes que están desempleados y a los comerciantes de carnes de res y cerdo. "Los apoyamos a todos ellos, porque este es su trabajo y todos nos necesitamos", opinó. Por otra parte, Martha Yolanda Martínez, quien tiene 50 años de vender carne en el mercado municipal, expuso "el cierre del rastro nos ha afectado bastante, porque no se nos dio una opción, otra alternativa". A lo cual agregó: "Aquí se van incrementar los precios de la carne y lo va a pagar la misma población, pues como algunos se han ido hasta Apopa para matar las reses, están gastando más". Según Martínez, en el rastro de Mejicanos sólo operaban seis empleados municipales y el resto eran matarifes contratados por los empresarios que destazaban sus ganado bovino y porcino en el lugar. "Lo triste es que los empleados de los dueños del ganado se han quedado sin empleo", añadió la vendedora. Igual que ella, Ana Martínez expresó "el alcalde nos afectó, porque hoy van a venir más caras las cosas y, de momento, la gente se quedó sin trabajo". Además, varios vendedores se quejaron de que los rastros aledaños no los han recibido con los brazos abiertos, sino que los discriminan. "En ningún rastro nos quieren recibir y donde nos reciben nos cobran el doble. Por ejemplo, ayer nos cobraron cinco dólares por destazar un cerdo y aquí se paga $2.25 de dólar por el mismo servicio. Le digo que de haber aumentado los impuestos aquí (en Mejicanos), nosotros hubiéramos pagado", dijo Blanca Estrada Alemán

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *