18 de julio de 2010 20:49 PM
Imprimir

Producción per cápita de carne cayó 28% en Venezuela

La capacidad del sector ganadero se ha venido desacelerando en los últimos años, producto de las inconsistencias de las políticas públicas aplicadas al sector, que generaron un desbalance entre la oferta y demanda, el cual ha sido compensado con importaciones.

El desarrollo de la producción no ha sido cónsono con el crecimiento de la población, lo que dejó atrás la autosuficiencia del sector cárnico.

Entre 2009 y 2008, la producción disponible per cápita disminuyó 28%, al pasar de 10,8 kilos a 7,8 kilogramos, de acuerdo con cifras de la Gaceta Ganadera.

Pero al comparar los resultados obtenidos del año pasado con los de 1999, se observa que el rendimiento por persona al año se redujo 52% al bajar de 16,4 kilos a 7,8 kilos per cápita.

La producción general del sector ha mantenido una tendencia a la baja en los últimos años. Tan solo entre 2009 y 2008, disminuyó 26% al pasar de 303.007 toneladas a a 223.203.

Al comparar los resultados de la producción del año pasado con las 392.501 toneladas que se producían en Venezuela en 1999, la caída es de 43% en los últimos diez años.

La disponibilidad aparente de carne -que se compone por producción nacional más importaciones- también se ha visto afectada producto de la disminución en las importaciones de carne en canal en el último trimestre de 2009, tendencia que se ha mantenido a la baja este año.

La disponibilidad aparente per cápita entre 2009 y 2008 descendió 12%, cerrando en 2009 con 20 kilos por persona al año. Durante el primer trimestre de 2010, la oferta es de 2,69 kilos que, respecto al mismo período del año anterior, evidencia una merma de 45,6% en el producto disponible por cada venezolano.

Los ganaderos estiman que la solución al desequilibrio entre la oferta y la demanda que se ha generando en los últimos años, se resuelve mediante el incentivo al sector productivo así como la sinceración de los precios del rubro, lo que permite incrementar la producción de carne en el mediano y largo plazo.

Las importaciones
Para compensar el déficit de la producción nacional entre 2006 y 2009 se importaron en promedio 271.405 toneladas por año.

Aunque en 2009 las compras foráneas se incrementaron 4% con la adquisición de 359.854 toneladas, a partir del año pasado se produjo una desaceleración en las importaciones.

De acuerdo con cifras de la Gaceta Ganadera, a lo largo de 2009 las importaciones de carne cayeron de 306.387 toneladas en primer semestre a 85.038 toneladas en los últimos tres meses del año.

La tendencia a la baja aún se mantiene, pues en el primer trimestre de este año se han importado 71.173 toneladas, 76,7% respecto al mismo período de 2009.

Una de las razones fue el cese de las relaciones comerciales con Colombia, país que exportaba hacia Venezuela más de 700.000 reses para atender el consumo, producto que no ha sido sustituido en su totalidad.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia (DANE) reportó en su boletín especial que una de las razones que originaron que las exportaciones de ese país hacia Venezuela cayeran 74,1% entre enero y mayo de 2010 se debe en buena medida al hecho de que las ventas de "carnes bovina, fresca o refrigerada, en canales o medias canales disminuyeron 100%".

El informe refleja una caída de 100% en las exportaciones de "carnes bovina, fresca o refrigerada, en canales o medias canales; así como cortes finos, deshuesada, fresca o refrigerada", entre mayo de 2009 y el mismo período de 2008.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *