21 de julio de 2010 07:09 AM
Imprimir

Mesa Lechera del Litoral    :  Herramientas financieras para los productores

La asistencia técnica en muchos casos promueve la incorporación de nuevas tecnologías, con el consiguiente incremento de los costos, según las principales líneas de acción del documento realizado por la Mesa Lechera del Litoral.

Esta situación debería ser prevista mediante la oferta de líneas de crédito de carácter global, que sean acordes y adecuadas al proyecto productivo a ser financiado.
También se hace hincapié en el fortalecimiento de las diferentes instituciones vinculadas al sector lechero en la región, lo que aparece como un elemento fundamental para el aterrizaje en el territorio de las diversas políticas definidas desde el gobierno central.
Estas instituciones deberían ser los agentes locales, a través de los cuales se canalicen los recursos que se destinen a brindar asistencia técnica y capacitación, promoviendo además la realización de alianzas público-privadas, que posibiliten la gestión por ejemplo de equipos de maquinaria, destinados a facilitarle el acceso a productores familiares así como la conformación de fondos rotatorios con diversos destinos.
áreas
Definen al menos tres grandes áreas sobre las que será necesario focalizar la investigación, de forma de ofrecer respuestas a las demandas sentidas por los productores: pasturas, incorporación del riego y biotipos, y sistemas de producción.
En el área de pasturas se presenta como un grave problema que afecta a los sistemas productivos del Norte, la falta de materiales forrajeros con una adecuada persistencia productiva.
Las condiciones de altas temperatura y de importantes períodos con estrés hídrico, sumado a las características del recurso suelo propio de los departamentos de Salto y Artigas, contribuyen a que la mayoría de las especies forrajeras perennes se comporten como bianuales.
Este hecho se explica porque más del 70% del área ocupada por mejoramientos forrajeros consta de verdeos anuales.
En el área de incorporación del riego se visualiza que será necesario generar respuestas relacionadas a la realización de obras colectivas, fundamentalmente asociadas a predios que funcionen como “centros de producción de forraje” para la realización de reservas. Simultáneamente, será necesario establecer líneas de investigación que marquen el papel del riego en la lechería.
Con respecto al tema biotipos-sistemas de producción, refiere a que es preciso investigar y desarrollar modelos, teniendo en cuenta las diferencias que existen entre regiones en que se desarrolla la lechería en el país.
En función de lo anterior, definir: sistemas productivos, pasturas, carga animal y biotipos a ser utilizados, con los recursos que se cuentan en los predios, será un aspecto muy relevante.
Acceso a tierra
El acceso a la tierra aparece como una de las principales limitantes en el desarrollo de la lechería en la región.
En los departamentos de Río Negro y Paysandú es fuerte la presión por otros rubros, fundamentalmente el agrícola. La inestabilidad del negocio y los elevados costos (en dólares y no relacionados con la producción), constituyen una severa limitante al respecto.
Se visualiza que el Instituto Nacional de Colonización (INC) deberá tener un papel protagónico, para lograr la expansión del área destinada a la lechería, contemplándose al menos tres niveles de intervención: dar prioridad a los tambos en fracciones que queden libres; compra de nuevas tierras; posibilitar la permanencia en poder de los productores lecheros de tierras que hoy están arrendadas, pero que no podrán sostenerse por los actuales valores de mercado.
Otro de los aspectos que destaca el informe es promover la complementación y sinergias con otros rubros. Deberá propenderse a lograr alianzas entre ganaderos y lecheros y entre éstos y los agricultores, como forma de capitalizar las oportunidades en aspectos tales como acceso a granos y áreas de pastoreo, entre otros aspectos.
Simultáneamente, será necesario generar opciones de negocio, con el objetivo de que actores externos a la lechería inviertan en el sector.
Existen alrededor de 300.000 hectáreas de basalto profundo, ocupadas mayoritariamente por pequeños productores ganaderos (menores a 200 hectáreas), en las que existe un potencial de desarrollo de la lechería. Se deben construir mecanismos que logren incentivar la incorporación de nuevos productores, tanto ganaderos con ganado de doble perfil como productores tamberos nuevos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *