21 de julio de 2010 14:26 PM
Imprimir

Ejecutivo chileno evalúa nuevos Tratados de Libre Comercio y mejorar los que están vigentes

Con Malasia será el primer acuerdo que firme el Presidente Piñera, pero también se busca aprovechar más los tratados actuales, e incluso acelerar desgravaciones o subir cuotas de exportación, indicó el director de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Bunster.

Carnes bovina, porcina y ovina, leche en polvo y condensada, quesos, fruta fresca y paltas son algunos de los productos chilenos que podrán ingresar a Malasia con cero arancel, una vez que entre en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) tras el acuerdo recién alcanzado en las negociaciones bilaterales.

"Es el primer tratado que firmará el Presidente Piñera con un país del Asean, y la voluntad del Gobierno es fortalecer nuestras relaciones comerciales con esa zona", dice Jorge Bunster, director de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), de la Cancillería, en su primera entrevista desde que asumió el cargo. Lo que viene ahora es la redacción jurídica de los textos, la tramitación del tratado en los respectivos Congresos y la firma, luego de lo cual pasará a convertirse en el acuerdo comercial N.o 22 que suscribe Chile, abarcando a 58 países.

El acuerdo con Malasia

Con el nuevo TLC, el 94,5% de las exportaciones chilenas a Malasia bajan a arancel cero en el año de partida. Es el caso de productos como frutas frescas y conservas, entre otros, que hoy pagan arances de entre 5 y 25%.

Entre los productos que tendrán una desgravación arancelaria en tres años figuran cajas, cajones y otros similares de plástico, galletas, dulces, ketchup y refrigeradores. Con cinco años de desgravación quedaron los neumáticos, de los tipos utilizados en automóviles de turismo, y óxido de zinc. Fortalecer las relaciones comerciales con Asia es uno de los objetivos de la política comercial que llevará adelante la Direcon.

Actualmente hay un proceso de negociación con Vietnam que Bunster espera llegue a un buen término en el curso de los próximos meses. También hay evaluaciones positivas para eventualmente iniciar negociaciones con otros países del Asean, como Indonesia y Tailandia. Y estudios preliminares con Israel. "Continuar con la apertura comercial y la inserción económica de nuestro país en el mundo son también parte de los objetivos, en los cuales se insertan las relaciones comerciales con nuestros países vecinos como prioridad y con EE.UU". "Profundizar la apertura comercial no sólo se logra abriendo nuevos mercados con los que aún no tenemos acuerdos, sino también mejorando y aprovechando mejor los tratados vigentes", explica Bunster.

El ejecutivo asigna especial relevancia a una labor eficiente de las comisiones administradoras de los TLC para que los beneficios acordados se estén logrando, e incluso explorar posibilidades de acelerar desgravaciones arancelarias, aumentar cuotas o ampliar los acuerdos al área de servicios e inversión.

Con Brasil ya se iniciaron conversaciones para un acuerdo en inversiones."Nos interesa reforzar el rol de ProChile como brazo promotor de exportaciones, no sólo de bienes, sino también de servicios e inversiones, y se va a hacer un trabajo muy importante para potenciar a esta institución", anticipa el director de la Direcon.

El Mercurio

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *