21 de julio de 2010 09:52 AM
Imprimir

Según la Oncca, la crisis con China por la soja no frenó exportaciones

En un intento por minimizar el impacto de las restricciones de China a las exportaciones de aceite de soja argentino, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) afirmó ayer que las ventas externas de este producto crecieron un 65% en junio y un 20% en mayo, en comparación con los mismos meses de 2009.

"En mayo de 2010 se autorizó la exportación de 505.322 toneladas de aceite de soja; en junio, 750.088, y en los primeros quince días de julio ya se aprobó la embarcación de 612.096", dijo el presidente de la Oncca, Juan Manuel Campillo. Según informaron desde el organismo, "esto muestra que las exportaciones de aceite de soja, uno de nuestros principales productos, continúan creciendo de manera sostenida".

Esta información fue puesta en duda por varios analistas y un alto ejecutivo de la exportación, que coincidieron en afirmar que el Gobierno está haciendo una interpretación forzada de los datos, para demostrar que el conflicto con China no tiene fuertes efectos en el comercio exterior argentino.

"Es muy fácil comparar las exportaciones del año pasado con éste y encontrar alzas, porque el año pasado la cosecha de soja fue desastrosa por efecto de la sequía", dijo una alta fuente de la exportación. "Obviamente las exportaciones crecieron respecto del año pasado, porque estamos hablando de dos cosechas muy diferentes. El año pasado hubo 32 millones de toneladas de soja cosechadas, contra 55 millones de esta campaña", coincidió el analista Ricardo Baccarín.

Otro punto señalado por los consultados fue el cambio de destinos, ya que mientras el año pasado el cliente predominante fue China, este año se nota una presencia fuerte de la India como comprador del producto. Este dato no es menor, ya que India paga hasta 50 dólares menos por tonelada de aceite.
Mercados distintos

"El problema es que el cambio de destino de China a India no es gratuito, ya que India paga menos por el aceite, lo que significa un perjuicio para la industria y los productores", dijo Ernesto Ambrosetti, economista de la Sociedad Rural. "No está mal conseguir mercados alternativos, pero tampoco nos podemos dar el lujo de despreciar a China, un país que constituye un mercado muy importante para nuestros productos", acotó.

La Cámara de Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) declinó hacer comentarios sobre el aumento de las exportaciones, pero dijo que, en el contexto de la misión comercial a China realizada por la Presidenta, varios de sus representantes mantuvieron reuniones para destrabar el conflicto por las exportaciones de aceite. "La visita presidencial y las reuniones mantenidas permiten alentar expectativas de una normalización del comercio en los próximos meses", dijo Ciara.

"Los chinos nos plantearon su necesidad de seguir comprándonos aceite de soja", aseguró por su lado el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

En la producción no comparten las expectativas del Gobierno y los exportadores. "Si la Presidenta no pudo solucionar este conflicto en el viaje que hizo, va a ser muy difícil que el tema se destrabe en los próximos meses", estimó Ambrosetti.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *