21 de julio de 2010 09:42 AM
Imprimir

Villa Constitución: al menos cuatro infectados por triquinosis

Villa Constitución. - Serían al menos cuatro las personas afectadas por triquinosis luego de consumir embutidos de cerdo y jabalí provenientes de un coto de caza ubicado en la provincia de La Pampa.

Dos de los afectados, entre ellos un médico, presentan fuertes síntomas de la enfermedad, en tanto los dos restantes también evidenciaron algunos signos compatibles con triquinosis. Autoridades sanitarias de esta ciudad señalaron que aún falta la confirmación del segundo análisis efectuado a los pacientes.
Los casos se habrían producido por consumo de chacinados de cerdo y jabalí provenientes de La Pampa, durante una reunión realizada en Villa Constitución en la que participaron unas diez personas.
“Enviamos a analizar trozos de esta carne a Rosario. La de cerdo dio positivo de triquina, no así la correspondiente a jabalí”, explicó ayer el jefe del Departamento de Epidemiología del hospital Samco local, Enrique Baigorri. En cuanto a los afectados, el facultativo señaló que ya se realizaron los primeros análisis y el lunes de la semana próxima se efectuará un segundo muestreo, y recién en esa instancia se podría confirmar la existencia de la enfermedad.
“De todos modos, un médico que trabaja aquí mismo en este hospital presenta una fuerte sintomatología compatible, al igual que otra persona que concurrió a la consulta. También hay otros dos pacientes que presentan signos menores, pero todo ello necesita la confirmación de los análisis”, explicó Baigorri.

Desde La Pampa. Según el titular local de Epidemiología, este brote tendría epicentro en la localidad de Doblas (La Pampa), donde el primer caso se presentó el 5 de junio pasado.
“Provendría de un faenamiento de tipo casero realizado en un coto de caza denominado La Escondida, que está ubicado a unos 50 kilómetros de Santa Rosa. Allí estaría la fuente de infección primaria, donde se habrían faenados dos jabalíes y cerdos. De ahí en más se distribuyeron los chorizos y llegaron a un grupo de amigos del que forma parte este profesional”, describió.
En tanto, aún se desconoce las consecuencias que esta ingesta habría ocasionado en las restantes seis personas que participaron de la reunión, los cuales se habrían atendido en efectores privados que no proporcionaron datos de los análisis realizados.
La situación fue comunicada a las autoridades sanitarias provinciales y también de la Nación. Estas últimas estarían interviniendo en la provincia de La Pampa, donde el foco de la infección habría sido localizado en un coto privado de caza de unas 500 hectáreas, donde conviven unos 400 jabalíes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *