21 de julio de 2010 15:15 PM
Imprimir

JBS Swift de San José anunció el cese de sus operaciones

Trabajadores de JBS Swift se movilizaron en la tarde del viernes y llevaron a cabo una protesta frente a la planta de Avenida Mitre de San José.

La manifestación, que incluyó el corte de la calle por algunos minutos, se realizó luego de una reunión urgente que había convocado la Comisión Directiva del ex Sindicato de Trabajadores del Frigorífico Vizental en su sede.

Los directivos del frigorífico anunciaron a los empleados que desde este lunes la firma deja de operar por tiempo indeterminado, informó el secretario general del Sindicato de la Carne de San José, Luis Ríos.
La noticia fue recibida con "gran preocupación" por los casi 500 empleados.

Según informaciones extraoficiales, la empresa JBS Swift dejaría de pagar la garantía horaria a sus trabajadores, quienes de esa manera pasarían a percibir solamente los subsidios del Gobierno nacional.

Es por eso que los trabajadores se dirigieron hasta la firma para manifestar su descontento por esta situación. La misma medida se repitió el sábado desde las 10.30. Según indicaron, hoy los obreros se reunirán nuevamente en el portón de acceso a la planta para intentar obtener la palabra de algún directivo de la empresa.

Luis Ríos, Secretario General del Sindicato había indicado el fin de semana: "Los empresarios nos han comunicado que a partir del lunes la firma dejará de operar por tiempo indeterminado". "Estamos muy preocupados y no queremos molestar a nuestra vecinos con cortes de ruta, pero la situación nos obliga a hacer algo para ser escuchados", sostuvo.

"Eso nos ha caído muy mal porque pasaremos a depender del subsidio que otorga el Gobierno nacional, subsidio que muchos compañeros están esperando desde hace tres meses sin ninguna novedad", expresó.

"Son alrededor de 450 los empleados que dejarán de trabajar y que tendrán que esperar a que al Gobierno nacional se le ocurra enviar el dinero de los subsidios", acotó.

En relación a las razones que dio la empresa al momento de anunciar el cierre temporal de las operaciones, Ríos informó: "Hablaron de los problemas que todos conocemos, que las exportaciones están cerradas y que no hay rentabilidad".

Más adelante, Luis Ríos manifestó que los empleados tienen la "esperanza" de poder volver a "trabajar con normalidad", aunque reconoció que "el tema de las carnes rojas está muy complicado a nivel nacional".

Para Ríos, es necesario "diseñar un plan de faena que se pueda aplicar y tratar de apuntar al mercado interno. Esto último es lo que se venía haciendo, pero nos lo han sacado y lo han llevado a otro frigorífico de la empresa".

Sobre quién es el responsable de la situación por la que atraviesa el sector, Ríos consideró que "hay culpas compartidas" entre los empresarios y el Estado.

"El Gobierno abre las exportaciones y a los pocos días las cierra, sin dar muchas explicaciones" sostuvo, y en tal sentido, aseveró que "en parte son entendibles las dificultades de las empresas, porque no se puede trabajar con tanta incertidumbre".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *