22 de julio de 2010 10:11 AM
Imprimir

Alejandro Bulgheroni invierte u$s 165 millones para construir el mayor tambo de Uruguay

Al igual que otros empresarios argentinos como Gregorio Perez Companc, Eduardo Eurnekian y Eduardo Costantini, Alejandro Bulgheroni también siente especial atractivo por invertir en Uruguay, donde invierte desde hace más de 15 años.

Si bien es miembro de la familia dueña de Bridas y del 40% Pan American Energy junto con el gigante petrolero chino CNOOC, sus negocios en el país vecino los encara en soledad y se enfoca principalmente en la agroindustria y las energías renovables. De hecho distribuye sus inversiones entre el gasoducto Cruz del Sur, junto a Petrobras y ANCAP, así como en plantas eólicas en Rocha y Maldonado, y en la agroindustria.

A través de un negocio agropecuario denominado Agroland, en el departamento de Rocha, a 210 kilómetros al este de Montevideo, Bulgheroni controla más de 3.500 hectáreas.

Se dedica a cultivos industriales olivos, vid, almendros, castaños, viveros olivícolas y forestales, forestación, ganadería y también opera un parque eólico de 20 MW.

Ahora, Bulgheroni destinará u$s 165 millones para construir un mega tambo en la localidad de Durazno con el objetivo de convertirse en el mayor productor uruguayo de leche en polvo.

El empresario contará con el respaldo crediticio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que aportará u$s 50 millones para el emprendimiento.

El proyecto es impulsado por Estancias del Lago, una filial de Nuevo Manantial, a través de la cual Bulgheroni se dedica a forestación, cultivo de olivos, arándanos y apicultura, entre otras actividades.

Según un informe elaborado por el BID sobre el proyecto, la iniciativa prevé el desarrollo agrícola de 17.000 hectáreas, cuya producción de granos será usada como materia prima en un sistema de tambos de 8.800 vacas lecheras y capacidad para producir 109 millones de litros por año que se procesarán en una planta industrial de leche en polvo con capacidad de 13.000 toneladas anuales.

El diario uruguayo El País informó ayer que el proyecto plantea el aprovechamiento del estiércol en la fabricación de fertilizantes y del gas metano en la generación de biogas.

El año pasado, Bulgheroni había gastado u$s 40 millones para la compra de los terrenos donde ahora comenzará a construir el mega tambo.

En la misma zona levantará también una planta de biogás para la obtención de energía eléctrica (1.7 MW); un establecimiento de tratamiento de afluentes y extracción de aceite de soja y otra de biodiesel. De hecho, Bulgheroni ya es un importante jugador en el sector de energías renovables de Uruguay donde opera el primer parque eólico de ese país inaugurado en 2008 en el departamento de Rocha. Además, tiene otras operaciones agropecuarias en Durazno, Río Negro y San José.

Pero los Bulgheroni quieren pisar cada vez más en Uruguay, y por eso Alejandro se asoció el año pasado a Carlos Pulenta para ingresar al negocio del vino. Ambos abrirán una bodega en el país vecino. 

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *