28 de noviembre de 2009 07:08 AM
Imprimir

Alarcón, con funciones deslucidas

La Secretaría de Integración Nacional, que conduce la ex diputada pro campo María del Carmen Alarcón, tiene una labor testimonial. La funcionaria dedica sus días a recibir a productores e intendentes, y a recorrer algunas localidades, principalmente de la provincia de Buenos Aires.

Desde su creación, en el momento de explicar a qué se dedica su repartición, Alarcón repite constantemente que su actividad se basa en "articular" políticas de distintas áreas y niveles del Estado para destrabar conflictos. Y al asumir sus funciones explicó que esas problemáticas no estarían reservadas exclusivamente a los temas agropecuarios. La semana próxima, Alarcón cumplirá los primeros tres meses de su segunda etapa kirchnerista (en marzo de 2006, siendo diputada nacional, fue expulsada del bloque oficialista por oponerse al cierre de exportaciones de carne). En este tiempo, no son muchos los resultados concretos que la repartición, que depende directamente del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, puede mostrar. A pedido de LA NACION, el subsecretario de Integración Nacional, Mariano Pinedo, hizo un balance de estos primeros meses de gestión. Entre las gestiones exitosas de la secretaría, mencionó la baja a cero de las retenciones al maíz y trigo para productores de hasta 1200 toneladas y 800 toneladas de esos cultivos, respectivamente. En rigor, esa baja aún no se concretó y, según dijeron oficiales, el Gobierno se disponía a reglamentar la instrumentación de la devolución de las retenciones. "Nuestra función es articular con las áreas competentes, y las resoluciones que se toman corresponden a responsabilidades primarias de la Oncca, [el Ministerio de] Agricultura, el Banco Nación, o [el Ministerio de] Infraestructura. Nuestra función no es de gestión de programas, sino de articular soluciones con otras áreas", explicó Pinedo. Según relató el funcionario, en Integración Nacional se han hecho miles de gestiones a pedido de productores e intendente. Entre ellas, el pedido de obras complementarias en los alrededores de la laguna La Picasa y financiamiento para emprendimientos productivos en Buenos Aires y Entre Ríos. En el caso de los productores afectados por la sequía en Stroeder, "a la primera funcionaria que vieron es a María del Carmen", explicó Pinedo. Pero según el funcionario, la secretaria no "reparte" ayudas directas en efectivo o cheques.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *