23 de julio de 2010 09:42 AM
Imprimir

Gobierno abre más frentes: trabas a Brasil y a China

El Ministerio de Industria impuso medidas antidumping a las importaciones de multiprocesadoras provenientes de Brasil y de China, y para tejidos de poliéster para cortinas originarias de este último país. El Gobierno aplicó los derechos de importación luego de determinar la existencia de daño a la industria nacional por el ingreso de esos productos en condiciones de dumping.

Según el comunicado oficial, «la participación de las importaciones de los orígenes investigados en el consumo aparente aumentó del 69% al 81% en los últimos cuatro años, a expensas de la producción nacional, que a su vez perdió rentabilidad debido a los precios de esos productos importados». Además, puntualizó que la empresa Liliana, radicada en la provincia de Santa Fe, fue la que solicitó la investigación, porque estaba en «riesgo su continuidad».

Por otra parte, el organismo que conduce Débora Giorgi emitió otra resolución que impuso medidas antidumping en las importaciones de tejidos de poliéster, fabricados en China. Al igual que la anterior, esta medida se fundamenta en los informes de los equipos técnicos de la Secretaría de Industria y Comercio de la Nación.

De acuerdo con la decisión oficial, el sector de la industria nacional productora de tejidos de poliéster para cortinas emplea a 60 trabajadores y su participación en el consumo aparente se redujo del 43% al 37%. Mientras tanto, la participación de las importaciones chinas aumentó del 0,2% al 31%, «lo cual originó, además, una caída en la rentabilidad de la producción nacional».

También fueron investigados los tejidos de poliéster para cortinas originarios de Brasil, «a los que, sin embargo, no se les aplicaron medidas por no haberse encontrado dumping ni haber sido causales de daño a la industria nacional», precisó el ministerio. En este caso, el Gobierno actuó por pedido de la empresa Soltex, que representa al 60% de la producción nacional de tejidos de poliéster.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *