28 de noviembre de 2009 07:10 AM
Imprimir

Dominguez : Valoran el diálogo; piden políticas

En la Comisión de Enlace le reconocen a Domínguez las soluciones urgentes a problemas puntuales, pero le reclaman medidas integrales para el sector

De la gestión que lleva adelante el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, la Comisión de Enlace rescató la actitud abierta hacia el diálogo y la preocupación por asistir a productores castigados por la sequía. Lo negativo de esta administración, según los mismos observadores, fue la falta de una política agropecuaria integral para revertir los problemas de arrastre que aquejan al sector agropecuario. A dos meses de la asunción del funcionario, LA NACION consultó la opinión de los presidentes de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Luis Biolcati; de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías; de Coninagro, Carlos Garetto, y de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi. -¿Qué fue lo bueno de la gestión? Biolcati: -La actitud de escuchar, de tener las puertas abiertas para conversar, con interés en los temas que no veíamos en mucho tiempo. Punto. Llambías: -Fueron las buenas intenciones expresadas para trabajar en busca de solucionar los problemas del campo. Garetto: -Mostró voluntad de diálogo. Se puso a disposición de los productores de zonas afectadas por la sequía. Se reunió con los ministros de Agricultura de las provincias. A través del Consejo Federal Agropecuario (CFA) tuvo contacto con la realidad. Además, le dio participación al INTA para hacer un diagnóstico de las necesidades del campo. Buzzi: – La voluntad, las ganas de trabajar que manifiesta, traducido en algunas cuestiones que dan respuestas a las urgencias. Cuando uno mira la realidad del productor de la localidad de Stroeder castigado por la sequía, que necesita dinero para vivir y recibe 10.000 pesos con agilidad hay un nivel de satisfacción, de aceptar que hay paliativos y eso se valora. También se está trabajando en el norte de Santa Fe, Santiago del Estero, sur de La Pampa y Entre Ríos. Si uno niega esto comete un acto que no sería ecuánime. Hay que valorar y reconocer también la recuperación de la institucionalidad, como por ejemplo a través de la labor desarrollada por el CFA. -¿Y lo malo? Biolcati: -Parecería que está dedicado más que a solucionar los problemas para que el sector despegue y recupere su capacidad de trabajo genuino, a mostrar una actitud política de socorrer en forma discrecional y clientelista. Tiene un trato directo y exhibicionista cuando en realidad no se cambia nada. Podríamos pensar que no tiene margen político para enfrentar los problemas del sector. Está dedicado a solucionar problemas, que si bien son graves, que son muy importantes y es bueno que lo haga, pero lo hace por fuera de las entidades, con mucha prensa y no toca la esencia de lo que hay que hacer en un ministerio: no hay medidas generales para enfrentar los problemas globales del sector. Llambías: -Mientras la situación se agrava cada vez más no está haciendo nada para lograr soluciones. No conoce el sector ni sus problemas productivos. Intenta arreglar los problemas por separado en forma puntual, cuando se debe hacer en general. Garetto: -Hubo muchos anuncios y pocos resultados. Todavía estamos esperando la apertura de las exportaciones de trigo y maíz; la eliminación de las retenciones para las exportaciones de esos productos; medidas a favor de la ganadería y de la lechería. El poder que necesita para tomar decisiones se va diluyendo, con lo cual quedó evidenciado que las decisiones para el sector agropecuario se toman en la Secretaría de Comercio y en Olivos. Buzzi: -Faltan soluciones integrales a los problemas principales, como la percepción confiscatoria de las retenciones, el mercado de trigo, la falta de transparencia en el mecanismo de formación de precios y el enorme desastre económico que provocó la sequía en el sudoeste bonaerense, que se puede medir en miles de millones de dólares.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *