22 de julio de 2010 10:19 AM
Imprimir

No supimos manejar el triunfo que fue el voto no positivo

Dos años después de que un tembloroso Julio Cobos frenara con su voto no positivo el impuestazo que desató la furia del campo, y mientras lanza una nueva edición de la tradicional Exposición Rural, Hugo Luis Biolcati no esconde una autocrítica.

“Hubo un fenómeno que no supimos manejar, que fue el voto no positivo que pareció darle al campo un triunfo”, explica desde el despacho en el que recibió a El Cronista, en el predio ferial donde se desarrollará la exposición. “Nosotros también lo vivimos como un triunfo y quizás nos distendimos demasiado y cuando quisimos recuperar la lucha por todo lo que había provocado la situación, más allá de las retenciones móviles, la reacción de la gente fue la de preguntarse ‘¿y ahora que quieren?'”. Con todo, esperan que este año la 124º edición de la muestra convoque, una vez más, una asistencia masiva de público citadino.

–A medida que pasa el tiempo, ¿qué cree que dejó el conflicto que tuvo en vilo a la Argentina?

–Creo que el ejemplo que dio el sector y la participación que provocó en la vida cívica por parte de la población, puso la atención de todos a los demás problemas que estaban latentes. La sociedad no agropecuaria se sintió identificada con la posición del campo no porque fuera el único tema, sino porque fue el primer sector que reaccionó contra la actitud hegemónica del Gobierno, y la sociedad después siguió a esa voz.

–¿Por qué insiste en que el campo está peor, si los precios de sus productos mejoran?

–La situación del productor se agravó después del voto de Cobos porque los precios internacionales fueron cayendo y la situación acá siguió siendo la misma, a lo que se sumó una sequía que terminó de golpear a los productores y por la que llegamos a la situación de hoy, cuando estamos descapitalizados, sin acceso al crédito y con muchas dificultades para iniciar una nueva campaña.

–Pero volvieron las lluvias…

–Las lluvias mejoraron el ánimo de los productores pero aún en el caso de la soja, el producto que conserva cierta rentabilidad, la mitad de los productores tenemos nuestros números en rojo. Y para el trigo la situación es peor, hay mal rendimiento, mal precio, mala rentabilidad. La situación es mejor que con la sequía pero mucho peor que en el momento de la Resolución 125.

–¿La ganadería también tiene números rojos o, por el contrario, buenos precios?

–Hay mejores precios para los ganaderos, pero es porque a la ganadería le va peor, y eso perjudica al consumidor y al obrero de los frigoríficos. Hoy el ganadero tiene precios altos en un campo subpoblado. Cuando hace un año la Presidenta festejaba el récord de producción de carne y nosotros decíamos que nos estábamos comiendo la fábrica nos decían agoreros. Ahora nos comimos la fábrica.

–La Presidenta se refiere ahora mucho menos al sector agropecuario…

–Es porque dejó de ser negocio, políticamente, hablar mal del campo. El Gobierno cambió de actitud y no comete la torpeza que cometía, con la Presidenta a la cabeza, de lanzar agresiones permanentes contra el sector. Parecería que buscan congraciarse, aunque eso no se traduce en medidas concretas que tiendan a solucionar los problemas. Quieren cooptar voluntades cuando se dan cuenta de que viene un nuevo año electoral.

–¿Cuál es su balance de la gestión de los agrodiputados en el Congreso?

–Tenemos una Comisión de Agricultura de lujo que esta tratando a fondo los temas del sector, con las dificultades de trabajar en un Congreso dominado por las chicanas del Poder Ejecutivo y la cooptación de votos. A todos nos hubiera gustado ver resultados antes, pero creo que no fue un año perdido, pero sí de acomodamiento.

–¿Por qué deberían recortarse las retenciones cuando se discute un aumento a jubilados?

–Es obligación del Estado definir prioridades. Permanentemente el Gobierno dice que sin retenciones no va a haber escuelas, ni hospitales. Parece que son un chicle que sirve para cualquier cosa. Ahora lo único que falta es que, después de haber confiscado los fondos de la AFJP que se usan para costear Aerolíneas Argentinas y el Fútbol Para Todos nos digan que somos los responsables de proveer el 82% móvil.

Hugo Luis Biolcati

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *