22 de julio de 2010 10:42 AM
Imprimir

El criador está buscando recomponer sus haciendas

Dijo el presidente de la Criadores Hereford, Luciano Louge, al presentar el PanAmerican.

La trazabilidad genética del rodeo vacuno de raza Hereford es materia de estudio en el continente americano a partir del proyecto de Evaluación Pan American presentado este martes en la Asociación Argentina de Criadores de Hereford que preside Luciano Louge.

El objetivo es rastrear la genética de la raza en un espacio multinacional en el que participan varios países del continente de los hemisferios norte y sur, a partir de la coordinación de Claudio Fioretti.

Luego de una caída de la producción ganadera nacional la actividad vuelve a ser rentable y la producción de carne se vuelve una tentación para el productor que está comenzando a interesarse por la genética, en la adquisición de vientres, y en la inversión.

“Hoy nuevamente la actividad pareciera transitar una activa recomposición de los rodeos, de ahí que muchos operadores ganaderos y proveedores de genética estén recibiendo consultas y demanda de vientres Pampa. El criador está buscando recomponer sus haciendas, tras atravesar fuertes caídas en sus índices reproductivos y liquidación por la seca y el desaliento, generado por el bajo retorno económico de la cría que provocaron las malas políticas aplicadas”, explicó el Presidente de la Asociación, Esteban Luciano Louge.

“Desde Hereford de Argentina, atendiendo las necesidades de nuestros criadores y siguiendo la tendencia mundial en los últimos años, nos hemos concentrado, no sólo en proveer una evaluación genética de la más alta calidad, sino también en impulsar el desarrollo de la primera Evaluación Hereford Multinacional, junto con Estados Unidos, Canadá y Uruguay. El resultado de este esfuerzo es la creación de la Evaluación PanAmericana (PanAm) que hoy se pone en marcha por primera vez en la historia”, explicó Esteban Luciano Louge, presidente de la asociación. La PanAm es la primera evaluación genética a nivel mundial, que incluye animales provenientes de distintos países y regiones.

“Debemos destacar que la Hereford ha sido pionera en este tipo de investigaciones que se llevan a cabo desde 2004 en el AGBU (Animal Genetics and Breeding Unit)”, precisó Juan Bullo, director ejecutivo de Hereford. El principal objetivo de este tipo de evaluación es el de “ampliar los horizontes para los criadores de la raza, permitiendo la comparación directa entre sus animales. Esto es posible mediante el uso de las conexiones y parentescos existentes entre los animales de los distintos países que conforman la PanAm, resultando en una herramienta de marketing de gran valor para los criadores que ofrecen genética, así como una herramienta objetiva a la hora de comprar un reproductor sin importar si éste fue criado en Alaska o Tierra del Fuego”, explicó Fioretti, coordinador de la Subcomisión del Programa de Evaluación Genética.

En esta evaluación, se analizaron más de 3 millones de pesos al nacer, 3,8 millones de pesos al destete, 1,7 millones de pesos al año, y 177 mil pesos a los 18 meses una característica que sólo se mide en Uruguay y Argentina. Conjuntamente, se analizaron 146 mil mediciones de C.E., 173 mil imágenes de ultrasonido e información de 3.100 carcasas. A partir del análisis de esta información se evaluaron genéticamente a más de 5,7 millones de animales, siendo la evaluación más grande a nivel mundial.

Las ventajas de la inclusión de la Asociación Argentina de Hereford en la Evaluación PanAm son: mayor pool genético para la selección de reproductores, un importante aumento del número de animales evaluados, mayor conexión entre las poblaciones, mayor precisión en los datos obtenidos, lenguaje común entre países, comparación de resultados con otros países, posibilidad de tomar decisiones objetivas y exactas al elegir un reproductor extranjero.

Además, la posibilidad de inclusión de nuevas características como facilidad de parto, largo de gestación, etc.; y posicionamiento de la raza en Argentina en un lugar más competitivo y de vanguardia desde el punto de vista de “Evaluación Genética”.

Todo esto brinda al criador datos que permiten caracterizar a sus animales, “no sólo a nivel nacional sino a nivel internacional, demostrando que la diversidad genética de la Raza Hereford permitirá el acceso a los múltiples mercados que el mundo demanda, marcando el liderazgo en la iniciativa de desarrollar una Evaluación Genética Multinacional y hacer al pool genético de la raza en Argentina comparable con el resto del mundo”, aseguró Fioretti.

“Nuestro país necesariamente volverá a ser un país ganadero. Por cultura, por conocimiento y por el posicionamiento de sus carnes en el mundo, pero fundamentalmente por la determinación que deberán tomar todos sus actores y quienes establecen las políticas públicas en generar un fuerte crecimiento a través de expectativas y precios”, dijo el Dr. Francisco Madero, coordinador del Programa VIP de Hereford.

Madero, sostuvo que “la demanda está centrada en ganadería de calidad y para ello la fábrica, es decir los vientres, deben ser también de calidad reconocida. Este es el renovado desafío que nos planteamos desde nuestro lugar. Que quienes siguieron haciendo de la ganadería un proceso de mejora, sin bajar los brazos, más allá de las coyunturas, vean hoy reflejado su tesón y empeño, en mejores precios sobre sus vientres de reposición. Ese será como siempre el resultado de un trabajo bien hecho”. AGROMEAT

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *