22 de julio de 2010 10:46 AM
Imprimir

La Salsa y el Guacamole Son Fuente de Enfermedades Transmitidas por Alimentos

Expertos aseguran que cerca de 1 de cada 25 brotes relacionados con restaurantes en la última década se relacionaron con estos aderezos comunes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aseguran que la salsa y el guacamole cada vez más son causas significativas de enfermedades transmitidas por los alimentos.Entre 1998 y 2008, cerca de uno de cada 25 brotes de enfermedades en los alimentos relacionadas con restaurantes con fuentes de alimentos que se podía identificar que fueron causados por salsa o guacamole contaminados. Eso es más del doble del índice de la década anterior.Los investigadores analizaron datos de los CDC y hallaron que no se informó sobre brotes relacionados con salsa o guacamole entre 1973 (cuando los CDC comenzaron a recolectar información sobre enfermedades transmitidas por los alimentos) y 1984.Entre 1984 y 1997, los brotes por salsa y guacamole correspondieron a 1.5 por ciento de todos los brotes de enfermedades en alimentos relacionadas con restaurantes. Durante la década de 1998 a 2008, sin embargo, la cifra más que se duplicó a 3.9 por ciento.Los tiempos de almacenamiento inadecuados podrían haber contribuido a las enfermedades transmitidas por alimentos, y se informó sobre ellos en el 30 por ciento de los brotes por salsa o guacamole en restaurantes o delicatessen. Además, en 20 por ciento de los brotes en restaurantes, se informó que los empleados habían sido la causa de la contaminación.La salsa y el guacamole frescos, sobre todo los que se sirven en establecimientos de venta minorista de alimentos, podrían ser vehículos importantes de enfermedades transmitidas por alimentos, señaló Magdalena Kendall, investigadora del Instituto para la Ciencia y la Educación Oak Ridge de esa ciudad de Tennessee, quien colaboró con el estudio. La salsa y el guacamole con frecuencia contienen productos frescos crudos, como chile, tomate y cilantro, que se han relacionado con brotes anteriores.Kendall aseguró que la salsa y el guacamole pueden constituir un riesgo de enfermedad relacionada con los alimentos porque podrían no estar refrigerados apropiadamente y con frecuencia se hacen en cantidades sustanciales, por lo que incluso una pequeña cantidad de contaminación puede afectar a muchos clientes. Saber que la salsa y el guacamole pueden transmitir enfermedades por alimentos, sobre todo en restaurantes, es clave para prevenir brotes futuros.Los expertos anotaron que la preparación y almacenamiento seguros de salsa y guacamole frescos puede reducir el riesgo de contaminación o el desarrollo de patógenos.Fuente: U.S. Centers for Disease Control and Prevention

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *