28 de noviembre de 2009 07:15 AM
Imprimir

Una alfalfa que aventaja al empaste

El meteorismo ruminal es un problema que ocurre especialmente en alfalfas puras o con alta presencia de la misma en la consociación, en momentos en que el crecimiento de nuevos brotes es máximo y antes de que el cultivo haya llegado a un 10% de floración.

El problema se maximiza durante primavera y otoño. Es en esos momentos cuando, según se informó, ProInta Carmina tiene ventajas sobre el resto de las alfalfas. Degradación ruminal El mecanismo desencadenante del meteorismo es una alta velocidad inicial de degradación ruminal, lo que genera una explosión de gases de fermentación en el rumen. El timpanismo o meteorismo espumoso es una disfunción digestiva que se origina cuando los gases liberados por fermentación microbiana en el rumen quedan atrapados en minúsculas burbujas y no pueden ser eliminados por eructación. La empresa Produsem SA informó que tiene dentro de su cartera de alfalfas a ProInta Carmina, variedad del Grupo VIII, sin latencia invernal. Esta variedad desarrollada en convenio con el INTA es la única en el mercado con menor velocidad inicial de degradación ruminal. Esta característica provoca una importante disminución de los casos de empaste y su gravedad, lo que aumenta la eficiencia de uso de los recursos forrajeros.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *